Castigar y reforzar

OPINIÓN
| 09 FEB 2013, 12:00 AM

La teoría del análisis funcional de la conducta nos facilita algunas herramientas útiles para conseguir llevar a los actores políticos desde una cultura de la transgresión hasta una de cumplimiento. Palabras como castigo y refuerzo son la clave, sin duda, para lograr disuasivos para el incumplimiento o estímulos para el cumplimiento. La conducta transgresora, dominante en el escenario político, es el resultado de la acumulación, durante siglos, de faltas sin castigos y de aciertos sin refuerzos. Donde la impunidad es una regla, también lo es el incumplimiento. Donde la virtud no es premiada, reina el vicio. Castiguemos vicios. Reforcemos virtudes. hfigueroa@diariolibre.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se manejaron correctamente los organismos de socorro frente a la tormenta Erika?