El Espía

OPINIÓN |
09 MAR 2013, 12:00 AM

La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, y el ex presidente Lula da Silva llegaron en el mismo avión a Venezuela, fueron juntos hasta el féretro con los restos de Hugo Chávez, y luego se sentaron uno al lado del otro. Lula dio una declaración a nombre de la Fundación que lleva su nombre, la que tuvo amplia difusión. Es probable, como son del mismo partido, y ella lo sustituyó a él, que esta "juntiña" no levantara ronchas en su país. Imagínese el amable lector que algo así hubiese ocurrido en las honras fúnebres de Chávez con Danilo y Leonel. ¡Ay papá!

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?