El Espía

OPINIÓN |
22 MAR 2013, 12:00 AM

El presidente Danilo Medina había prometido una reforma integral de la Policía como eslabón clave del Plan de Seguridad Ciudadana, pero lo que hizo fue crear una nueva unidad especial que, según dijo el jefe de los grises, estará integrada por 2,000 jóvenes, "reentrenados, bien equipados y remunerados", distribuidos en el Distrito Nacional y cuatro provincias. Pero ayer, cuando salían para las provincias, lo que daban era pena. Salieron con urgencia, sin dieta y sin los incentivos prometidos, sin "un cinco" para una botellita de agua. Más que una agresiva fuerza élite, dejaron la impresión de ser un grupo de muchachos sin mucho ánimo para combatir la delincuencia.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Obedece el aumento de la delincuencia a una conspiración contra al jefe de la Policía Nacional?