El Espía

OPINIÓN |
17 NOV 2012, 12:00 AM

Algunas figuras públicas, artistas y comunicadores, deben cuidar su imagen al involucrarse en el rechazo al déficit fiscal y a Leonel. Los programas de música, de deportes y de variedades tienen un público variopinto y, además, hay anunciantes que pagan por su producto al margen de preferencias políticas y egos personales. Se da el caso de una conocida comunicadora, imagen de una marca, a la que se le vio vociferante en las inmediaciones de Funglode, haciendo coro a jóvenes "malapabrosos". Cuentan que la empresa le recordó su compromiso con la marca. Por suerte, dijo un chusco, que la comunicadora no es la imagen de un producto para el pelo, porque con el desaliñe que exhibía...

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Se debe permitir que los civiles porten armas de guerra?