19 OCT 2016, 12:00 AM

Historia y utilidad del Bastón blanco de seguridad

Hay que ser claros, nuestras calles son hostiles, llenas de obstáculos, inseguras, hasta para quienes pueden percibir la luz del sol con sus propios ojos. Imaginemos tan solo por unos segundos cómo luce este caos cuando se trata de alguien que no cuenta con el sentido de la vista.

Conocer la historia de las cosas nos permite hacer conciencia de su verdadero valor. Por eso creo que además de interesante, es oportuno hablar acerca del surgimiento del Bastón blanco. Esa vara que usamos las personas con discapacidad visual, es una herramienta que permite la movilidad y desarrollo de la vida de manera independiente y autónoma. Nuestros ojos.

La idea del Bastón Blanco nace en Argentina cuando un político e inventor, José Mario Fallótico, transitando por las calles se encontró con un hombre de lentes oscuros que caminaba a tientas y le pidió ayuda para cruzar. Fue en ese momento cuando se percató de que aquel ciudadano no podía ver. El ingenio de Fallótico, a partir de este encuentro, terminó dando con el bastón blanco. Su idea era lograr un artefacto que permitiera a las personas sin discapacidad visual identificar a quienes vivían con esta condición. Sin embargo, no fue Fallótico quien patentó el invento. George A. Benham, presidente del Club De Leones de Illinois, propuso el uso de un bastón blanco con extremo rojo y así quedó registrado.

Las formas y estilos del Bastón blanco han evolucionado con el paso de los años, también el nivel de conciencia que la gente posee acerca de él. Pero lo más importante es que en 1964, se instituyó el 15 de octubre como el Día Internacional del Bastón Blanco para promoverlo.

Este instrumento es de vital importancia para las personas con discapacidad visual.

En la República Dominicana llega el bastón blanco de la mano de Lady Bird Johnson y el Cuerpo de Paz.

Junto con la llegada de esta vara, también estuvo el trabajo tesonero de Marilyn Brandt, una voluntaria de la citada organización, que no dudó para trasladarse a nuestro país y ofrecer a personas con discapacidad visual la oportunidad de desarrollar habilidades que le permitieran ser más independientes.

Hay que ser claros, nuestras calles son hostiles, llenas de obstáculos, inseguras, hasta para quienes pueden percibir la luz del sol con sus propios ojos. Imaginemos tan solo por unos segundos cómo luce este caos cuando se trata de alguien que no cuenta con el sentido de la vista. Hace falta entender que todas las personas somos distintas. Interactuamos con el entorno de maneras particulares a partir de nuestras capacidades.

Es necesario unir esfuerzos para que la sociedad dominicana sea más incluyente y tenga un entorno en el que todos contemos.

El hecho de que cada persona no vidente tenga acceso a un bastón blanco es una muestra de respeto a los derechos de todos y todas, es una manera de abrir las puertas de par en par para que sea posible el desarrollo integral de los ciudadanos y ciudadanas. Esas cosas pequeñas cambian vidas, le dan otro color a la historia. Gracias por ponerte en nuestro lugar.

La Fundación Francina promueve el acceso y mejoría de las condiciones para las personas con discapacidad. Para aportar accede a fundacionfrancina.org o en sus redes sociales.

Web: fundacionfrancina.org

Twitter/Instagram: @fundfrancina

Facebook: @francinaorg

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese