Hay que desarmar a los políticos

Como hablan tanto de paz, estarán de acuerdo
OPINIÓN |
22 JUL 2013, 12:00 AM

El desarme de la población es uno de los temas que entra a debate de manera periódica, y luego desaparece, quedando siempre como una materia pendiente.

De la sociedad y de las autoridades.

El problema se agrava, y sólo hay queja por las consecuencias cuando se sale de madre. Lo cual sucede con mucha frecuencia.

Incluso, hay aspectos que dan pavor, aunque son tan viejos como la República: las armas en manos de los políticos.

Los perredeístas, por ejemplo.

Sus disputas en los medios, y hasta en los tribunales, no son situaciones de espanto, y más bien parte del entretenimiento nacional.

Sin embargo, ahora que harán un evento crucial, una reunión con exclusiones, se teme una guerra civil, aunque con un componente militar.

Se informa, como la cosa más natural del mundo, que el jefe de la Policía convocó a los generales de uno y otro bando para discutir las reglas.

Al parecer, se quiere evitar que la sangre llegue al río, aunque no que se derrame.

¿No es hora de ir pensando en desarmar a los políticos como parte o inicio de un desarme general? Si la violencia les preocupa, de seguro que accederán gustosos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?