Los "de toda la vida"

OPINIÓN |
09 FEB 2013, 12:00 AM


Los políticos (y las políticas) que roban, no roban porque son políticos. Roban porque son ladrones.

Si fueran empresarios evadirían impuestos, si fueran empleados se llevarían material de la oficina y si fueran policías detendrían a los conductores para extorsionarles.

Lo que está claro, cada vez más claro, viendo la utilización en beneficio personal que hacen los políticos del dinero público, es que los ciudadanos pagamos demasiados impuestos.

Tanto pagamos de más, que estamos haciendo ricos a una serie de conciudadanos que entienden perfectamente lógico y legítimo que, por ejemplo, el dinero de los parados de Andalucía termine en un complejo de lujo en el Caribe. O que políticos de segunda categoría tengan millonarias fundaciones.

En España, estos días, los ciudadanos se preguntan perplejos cómo han llegado tan lejos las desvergüenzas. Se preguntan qué solución tiene un sistema político que permite que tantos delincuentes de izquierdas, de derechas, nacionalistas, y de todos los colores, manejen las cuentas públicas como propias.

Se plantean que lo que ha fallado son, además de las personas, el sistema que permite que los políticos ladrones no terminen en la cárcel como sus colegas, los ladrones "de toda la vida".

IAizpun@diariolibre.com
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?