Nadie lanzó la primera piedra...

OPINIÓN |
08 MAY 2013, 12:00 AM

Las ganas de dar lecciones se quedaron en ganas

A la justicia dominicana hace mucho que se la considera peor que la delincuencia, pues tiende más a soltar que a condenar a los imputados.

Las explicaciones que se dan no convencen, y en ocasiones ni siquiera intentan satisfacer la curiosidad, si no de la población en general, de unos pocos interesados.

Ahora sucede que un expediente que en su momento fue muy sonado, por sus implicaciones políticas o de campaña, fue dejado debajo de la mesa.

A pesar de lo extraordinario no figurará en los anales de la judicatura nacional.

La ley, que se decía dura, no lo fue en la ocasión, y a los responsables de perseguir o de juzgar no les quedó de otra que entregarse.

Nadie supuso que tendría un final parecido al de Jesús y la adúltera: "Mujer ¿dónde están los que te acusaban?" Al no haber nadie, ni antes ni ahora, sencillamente se le dijo: "vete".

Aunque hubo una diferencia. En el pasaje bíblico no sólo se le liberaba, sino que se le indicaba el camino del arrepentimiento: "vete y no peques más".

La amenaza de los vídeos fue decisiva, como en la antigüedad la frase: "quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra".
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese
  • 1

    La pregunta del día

    ¿Debe aceptar el Gobierno la mediación de la OEA en un diálogo entre República Dominicana y Haití?