Revista|24 dic 2012, 12:00 AM|POR Yohanna Hilario

Cuidado: Navidad no es sinónimo de desenfreno

El vino es digestivo, rico en vitamina B2, permite eliminar toxinas y regenerar el hígado.

SD. La Navidad es la época de los excesivos abusos y descuidos en los alimentos. Los malos hábitos son más comunes y la mayoría de las personas tiende a olvidar las reglas básicas de una buena alimentación y la prudencia.

El doctor Gustavo Lluberes, gastroenterólogo de la Clínica Abreu, habla del tema y la importancia de mantener una salud digestiva sana en Navidad y todo el año.

Explica que los males más comunes en las emergencias de los hospitales en períodos navideños son gastritis, enteritis (diarreas), vómitos, intoxicaciones múltiples y pancreatitis.

Recomienda en estas navidades comer proporciones pequeñas, evitar las grasas y el consumo desmedido de alcohol.

El ex presidente de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología llama la atención sobre la carne de cerdo y el chicharrón, porque dicen que su ingesta en exceso puede ocasionar malos momentos.

Por otro lado, Priscilla Aponte, nutricionista de Medical Láser Center, destaca que las comidas muy saladas y muy picantes, y algunas especias, irritan el estómago, especialmente en personas con gastritis. Las muy dulces también, ya que favorecen todas a hipersecreciones gástricas que pueden resultar irritantes en la mucosa del estomago.

No recomienda la automedicación, pues lo mejor para no tener una indigestión es no caer en los excesos. "La Navidad es una época para compartir con familiares y amigos, la comida no debe ser el centro de las fiestas, pero como tradición hay cosas que reservamos solo para consumir en Nochebuena, esto hace que, a manera de glotonería, nos excedamos", dice.

Cómo servir el menú y la bebida

Siempre es bueno iniciar con vegetales, las ensaladas son excelentes entradas y no permitirán alcanzar la saciedad antes de caer en demasía. En cuanto a las bebidas, si sabes combinar adecuadamente, el vino es la mejor opción para antes, durante y después de la cena navideña. El vino es digestivo, rico en vitamina B2, la cual permite eliminar las toxinas y la regeneración del hígado.

Lo más importante siempre es mantener un equilibrio y disfrutar de la época navideña.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.