Sociedad|24 nov 2012, 07:25 AM|1|POR Diario Libre

La violencia y su impacto en el desarrollo de las niñas

SANTO DOMINGO.- Dentro de todos los factores y situaciones que están impidiendo un mejor ejercicio de los derechos fundamentales de las niñas en la República Dominicana se encuentra la violencia de género como una de las barreras clave a superar. Es por esto que desde Plan República Dominicana se hace un llamado a romper con los patrones existentes que refuerzan las desigualdades entre las niñas y niños, así como entre los hombres y mujeres.

A propósito del 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, PlanRD está apelando a que se promueva la educación y el trato igualitario en el marco de una cultura de paz en los escenarios en que crecen y se desarrollan las niñas y los niños: la familia, la escuela y la comunidad.

A través de consultas comunitarias con diferentes actores sociales (padres, madres, lideres, docentes, autoridades, entre otros) y de investigaciones nacionales, Plan República Dominicana ha constatado que una de las principales barreras que limita el desarrollo de las niñas es la violencia de género.

La dimensión de este fenómeno se evidencia en que el 21% de las víctimas de los feminicidios ocurridos en 2011 fueron contra niñas menores de 18 años (UNFPA, PGR, 2011). Así mismo, la Procuraduría General de la República devela que el 25% de los delitos más frecuentes que se cometen en el país son por violencia intrafamiliar y violaciones sexuales, ambos se cometen fundamentalmente contra la mujer. Esta institución reporta que 86% de los casos por violencia de género son cometidos contra la mujer .

Estos datos expresados además evidencian la presencia de patrones de relacionamiento en la familia que apelan a la violencia y que colocan a la mujer en una situación de discriminación y maltrato, constituyéndose en el referente de relacionamiento de los niños y las niñas del hogar y por ende perpetuando un modelo de desigualdad en las condiciones en que se ejercen los derechos humanos.

En el marco de este panorama no debe sorprender que la matricula de las mujeres adolescentes en la educación media sea de un 53% (PREAL , 2010) pues un importante número de adolescentes y niñas (19%) antes de los 19 años ya están unidas, viviendo con su pareja (UNICEF, 2011) y por lo general han desertado del sistema educativo, muchas veces respondiendo a las expectativas de sus familiares o bien como resultado de una emancipación temprana del lazo familiar como respuesta a una necesidad de descargar a la familia de la pobreza, quedando así la adolescente en una situación de dependencia y vulnerabilidad frente a la pareja elegida quien por lo general la supera en edad.

En la República Dominicana el riesgo de ser víctima de agresión física aumenta en relación a la conformación de pareja . De igual forma y a pesar de que el problema de la violencia es multifactorial, está comprobado que existe una relación significativa entre el nivel educativo de la mujer y la experiencia de violencia ; es por ello que Plan identifica como prioridad a nivel mundial lograr con su campaña global POR SER NIÑA que 4 millones de niñas en el mundo puedan concluir la educación preuniversitaria y se constituyan en una fuerza para el cambio a través del empoderamiento y el desarrollo de habilidades para la vida.

En el marco de la campaña Por Ser Niña, lanzada recientemente, Plan trabaja para lograr que las niñas dominicanas puedan superar las barreras que obstaculizan su pleno desarrollo. Para Plan República Dominicana es de suma importancia romper estos patrones existentes que refuerzan las desigualdades entre hombres y mujeres y por ello apuesta a promover la educación y el trato igualitario en el marco de una cultura de paz en los escenarios en que crecen y se desarrollan las niñas y los niños: la familia, la escuela y la comunidad.

La organización está convencida de es necesario incluir los niños y los hombres en estos procesos educativos de cara al fortalecimiento de sus capacidades para establecer relaciones armoniosas de respeto y afecto con sus pares. Motivamos a todas las organizaciones que trabajan a favor de los derechos humanos, así como instituciones educativas a continuar promoviendo los mensajes de equidad e igualdad de género para lograr contrarrestar la situación de violencia de género que está afectando de forma directa el desarrollo pleno y el ejercicio de los derechos de las niñas.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.