Sociedad|26 mar 2013, 12:00 AM|6|POR Mariela Mejía / Marvin del Cid

Internet móvil: la nueva voz de los sordos

Estudiantes de la Escuela de Sordomudos muestran sus celulares. Foto Marvin del Cid
Ver Todas las Fotos (6)

SANTO DOMINGO. ¿Qué pasaría si tienes un celular pero no puedes comunicarte a través de la voz? A lo mejor, si tienes uno de los muy de moda "Smartphone", escribirías por el BB Messenger, por Whatsapp o por el chat de Facebook. Quizás harías un intento mayor tratando de ver a tu interlocutor por video a través de Skype, ooVoo o Facetime. El detalle es que ya los sordos lo hacen.

Desde hace tres años, con el boom en el país de los teléfonos inteligentes y las tabletas, los sordos -especialmente adolescentes y jóvenes-, con facilidades económicas, están migrando poco a poco hacia estas tecnologías que ya son de uso cotidiano por muchos oyentes. Para ellos tiene la connotación especial de que les está facilitando la comunicación con su familia y con otros sordos, y están avisados ante cualquier emergencia.

Aún más, han mejorado y enriquecido su escritura. A muchos se les dificulta entender las palabras que encuentran avanzadas para su vocabulario, pero con el sistema de corrección automática que incluyen los celulares y tabletas, están teniendo más agilidad a la hora de entender el lenguaje y coordinar las oraciones.

"Cuanto yo tenía un celular normal, salía y tenía que comunicarme con mis padres, entonces a veces no tenía minutos para mandarles un mensaje y mis padres se preocupaban. Pero, ahora con el BlackBerry, cuando salgo ya mi papá me manda mensajes por el BB chat", dice un joven sordo.

La anterior cita es de un estudiante del bachillerato de la Escuela Nacional de Sordomudos. Junto a él están sentados cinco estudiantes quienes hacen un sinfín de gesticulaciones faciales y manuales para responder las preguntas del equipo de diariolibre.com. La profesora e intérprete Yohanny Florentino trasmite simultáneamente el mensaje de manera auditiva.

"Realmente a mí no me gustaba Skype, pero algunos amigos sordos me decían: Sí, mira, es importante que tú lo tengas. Entonces, me puse a pensar que Skype era importante, hasta que lo abrí y ahora puedo comunicarme mejor en señas. Muchos oyentes, cuándo me ven, me dicen: ¿Qué haces? Pero cuando ven que puedo comunicarme por Skype respetan y saben que es mi cultura", dice la alumna Emilia Ferreras, de 24 años.

Los estudiantes ya no pueden despegarse de sus aparatos. Inclusive, la directora de la escuela, Jeannette Francisco, dice que los profesores tienen que lidiar con la distracción que les generan en las aulas. "Ellos son muy vulnerables a entregarse a las cosas nuevas, a las cosas que les van a ayudar, sobre todo en la comunicación. En este año escolar ha sido tremendo el aumento del uso de celulares", comenta.

Es que están maravillados con la comunicación directa que están teniendo día a día. Antes, debían reunirse en algún punto acordado para comunicarse, suponiendo gastos de transporte y de tiempo. Hoy día están enterados de lo que pasa en la actualidad. "Antes tenía que preguntarle a mi mamá que decían en el noticiero", dice Emilia.

Con su Samsung Galaxy SIII, Pablo Taveras, un joven bachiller de 20 años, prefiere comunicarse con sus amigos por las plataformas de video Skype u ooVoo -que se ha puesto muy de moda entre los sordos-. Durante la entrevista, se conecta en tiempo real con su amiga Fiordaliza Santana. Nada se escucha, pero ellos sí "se escuchan".

"Anteriormente yo usaba la computadora, con el Messenger, pero después se puso lento, la comunicación era un poco difícil, por ejemplo, los oyentes tenían un vocabulario más avanzado y a veces me mandaban preguntas que no entendía, pero ahora surgió la cámara con Skype y hablo increíblemente con los sordos", dice Pablo.

Pagar por plan de voz sin poder hablar

El BlackBerry es el teléfono más popular entre los sordos. ¿Por qué? Porque tienen los planes más baratos de las telefónicas y es menos costoso que algunos android o el iPhone.

Sin embargo, quienes tienen planes con Internet ilimitado y minutos de voz, pagan por un servicio que no usan.

Hairo Méndez, de 32 años, tiene una renta mensual de RD$1,293. Su plan le incluye 75 minutos de voz. No obstante, llega fin de mes y paga por unos minutos que nunca consume. "Quisiéramos que haya un plan que no sea tan caro y que no tenga voz, que solamente tenga Internet, con una buena velocidad, y que la renta que se pague sea más barata. Nosotros pagamos igual que los oyentes", dice.

Hairo resalta cómo en los Estados Unidos existen planes telefónicos adaptados a los sordos, con una renta más amigable. Coincide con otros sordos de que en el país las compañías deberían hacer lo mismo. Y es que, por ejemplo, Adrielle Lamarche, de 21 años, aún tiene un celular convencional y no ha podido migrar a los teléfonos inteligentes porque no cuenta con los recursos económicos.

Versión móvil ver el video aquí

Tecnología, pero sin trabajo

La esposa de Hairo también es sorda. Ambos tienen dos hijos de 1 y 4 años de edad. Están desempleados porque los rechazan por su sordera. No ha bastado que ella estudió Diseño de Interiores y él es muy diestro en la electromecánica. A falta de empleo, las familias deben ayudarlos.

"A algunas personas no les gusta contratar a sordos. Dicen: Ah, ¿tú eres sordo? Tú no puedes. O dicen que me van a llamar, pero cuando se dan cuenta que soy sordo, piensan que soy bruto, que no sé, pero ellos no han visto mis habilidades", se queja.

Hairo anhela estudiar Contabilidad a nivel superior, pero como no tiene los recursos para costear un intérprete, optó por estudiar Publicidad de manera técnica junto con sus amigos Pablo Taveras e Iván Ventura, este último de 19 años.

Iván tiene la facilidad de pagar un intérprete. Este año entrará a la universidad a estudiar Publicidad. Sin embargo, el costo de ese intérprete es elevado. Ronda entre los RD$500 y RD$800 la hora. El joven entiende que lo justo sería que hubiese facilidades o subvenciones estatales para la población sorda del país que desee estudiar una carrera.

La sordera puede ser hereditaria, consecuencia de una enfermedad o un trauma, por exposición al ruido durante un tiempo largo o por medicamentos agresivos para el nervio auditivo. En nuestro país no existen estadísticas que recojan el número de sordos. La Asociación Nacional de Sordos de la República Dominicana (ANSORDO) estima que rondan el 1% de la población territorial, es decir, entre 95 mil y 145 mil personas.

La nueva generación de esta población, con acceso a educación y a facilidades económicas, trata de adaptar la tecnología a sus necesidades y abrirse camino en una sociedad que aún no está preparada para convivir con quienes tienen ausencia de algunas de sus facultades.

 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.