Revista|13 sep 2005, 12:00 AM|POR Diario Libre
ENTREVISTA

Renata Soñé

"Hay que ayudar con una mano y prevenir con la otra"
Irradia belleza, naturalidad, y a su espectacular figura se une una mente inquieta, deseosa de crear y actuar. Renata Soñe quedó entre las mujeres más bellas de mundo, ahora, más tranquila después de Miss Universo, está centrada en alcanzar sus metas.

Quiere ser modelo, seguir formándose en el área de psicología y contribuir con la niñez dominicana. Por eso se ha unido a una campaña de la Fiscalía General del Estado que busca llegar a las familias dominicanas para lograr una ciudadanía responsable.

Afirmabas en Puerto Rico que dentro de cinco años te ves como modelo en Europa, estudiando neuropsicología y casada con tu novio de siempre… ¿cómo vas a compaginar una cosa con otra?

Es un sueño. Estoy aprovechando este año con la proyección del concurso para ver si puedo entrar en una buena agencia de modelaje, porque mi sueño desde pequeña es ser modelo. A la vez era una niña tranquila, muchos pensaban que era por timidez pero era más observadora que otra cosa, de ahí viene mi interés por la psicología, me di cuenta que me gusta estudiar la mente humana. A pesar de que son dos cosas totalmente diferentes, creo que las puedo combinar bien.

Y mi pareja, tenemos casi cuatro años juntos, entra en mi vida antes de iniciar todo esto, y hasta el momento ha sido sumamente positivo, más de lo que me imaginaba. El comprende que es mi sueño y me está apoyando.

La mayoría de misses se hacen algún tipo de cirugía, hay quien piensa que si hablamos de belleza debería ser lo que la naturaleza ha dado o, en todo caso, ayudarla de manera natural, ¿qué opinas de eso?

En mi caso no necesité cirugía, sólo me hice una corrección en las encías, pero tenía la opción de hacerme una liposucción y dije que no. Me metí en el gimnasio e hice dieta y resultó. Pero no tengo nada en contra de la cirugía, si una persona puede hacerse alguna corrección que se la haga, yo le tengo un poco de miedo, pero si algún día lo necesito no me sentiría mal por hacerlo.

La polémica entre candidatas acompaña muy a menudo a los concursos de belleza, ¿es publicidad o simple envidia entre mujeres?

Puede ser algo de publicidad, una manera de llamar la atención. En una competencia ganas o pierdes, y muchas personas entran sin tener eso en cuenta, y al ver que no ganan, se frustran.

En mi caso, yo estaba en Puerto Rico y me dije, qué voy a hacer, lo tomé con mucha madurez, son cosas que siempre pasan. Si hubiese habido algún tipo de fraude no hubiera llegado donde llegué. Las cosas hay que dejarlas pasar…

Siempre se critica el uso que se hace de la imagen de la mujer en estas competencias, ¿qué opinas y qué te llevó a presentarte?

Desde pequeña me he considerado una persona bonita, pero a la vez sumamente madura y responsable. Me decía por qué no combinarlo, por qué no demostrárselo a la gente. Siempre veía los concursos de belleza y siempre las mismas críticas…

La imagen es lo primero que ves, pero detrás hay mucho más, si sólo fuera la imagen no existiría la entrevista, el contacto con los jurados, las relaciones con la prensa porque no interesaría lo que piensas, sólo el cuerpo. Me emocionaba mucho demostrar que puedes ser una persona bonita, saber vestirte y arreglarte pero, sobre todo, que lo más importante es cómo actúas de adentro hacia fuera.

De las candidatas, todas eran bellas pero no todas eran lindas por dentro, quizá por eso no llegaron donde podrían haber llegado.

A las niñas que te admiran les dirías…

Que la belleza es pasajera, y si no sabes demostrar esa belleza las personas no te van a percibir como quieres que te perciban. Lo más importante es prepararte mentalmente, y no sólo académicamente, sino dentro de tu hogar, con tus valores, que es lo más importante y lo que perdura con el tiempo, más que la belleza física.

¿Qué pasa con la belleza latina? ¿está de moda?

Creo que lo latino tiene una chispa, siempre estamos hablando, queremos vernos impecables de pies a cabeza, expresarnos bien, etc. En Miss Universo había candidatas de países pequeños que a pesar de que eran mujeres preciosas, no sabían lucirse. Y las latinas llamaban la atención en todos los sentidos, estaban preparadas no sólo académicamente sino también emocionalmente.

N o s d i j o

-Tras una cara bonita debe haber… una mente impresionante.

-Ser Miss ha significado… un sueño casi hecho realidad. Me falta lo del modelaje, la maestría en psicología…

-Ante un piropo… una sonrisa.

-Me gusta que me vean como… no sólo como la belleza física externa sino como la mujer inteligente que está dentro.

-Ante el maltrato o violencia siento… rabia.

-Me gusta la psicología porque… me gusta estudiar la mente humana y entender un poco el porqué de las acciones del ser humano.

Y sus secretos de belleza son…

-Beber agua a todas horas y una dieta saludable.

-Desde los 7 años va al gimnasio, está en clases de ballet, siempre ha sido muy activa físicamente.

UNA CIUDADANA RESPONSABLE

Renata Soñé esta emocionada. Desde que la Fiscalía General del Estado le contactó para que participara en una campaña dirigida a las familias dominicanas no ha dejado de planificar y coordinar la mejor manera de realizarla.

"Queremos que los padres tomen conciencia de que la atención que se da a los niños dentro del hogar es lo que van a ser en el futuro". Por eso manejan el término de ciudadanía responsable como eslogan para esta campaña.

Está trabajando codo con codo con la procuradora fiscal adjunta Rossana Reyes, "en un primer momento pensé que sólo iba a ser imagen de la campaña, pero me di cuenta que querían que la formara con ellos, por mi preocupación por la niñez dominicana y mi formación como psicóloga".

En las jornadas de trabajo se hablaba de combatir el maltrato, el abandono, el abuso y Renata planteó una interesante cuestión, ¿de dónde viene todo eso?

Licenciada en psicología, Renata realizó una pasantía en el Robert Reid Cabral y fue psicóloga pasante en una escuela de la Institución Fe y Alegría en Los Alcarrizos.

Y durante este tiempo se dio cuenta de que la mayoría de estos problemas se resumían en lo mismo: "un problema de familia, más que otra cosa".

"Cuando hacía el historial clínico porque una mamá traía a su hijo que estaba muy agresivo, resulta que el papá era alcohólico, y la mamá descargaba todas las emociones con el hijo, y al mismo tiempo veía que el papá del papá era igual. Es una cadena…"

Por eso planteó la necesidad de llegar a los padres, de trabajar dentro de las familias, y en las familias futuras.

NIÑOS ABANDONADOS

A esta posición se suma su tesis sobre los niños abandonados, que está siendo usada en esta campaña. La conclusión a la que llegó fue que "los niños que eran abandonados a una corta edad presentaban síntomas psicóticos, es decir, que eran los próximos delincuentes. Los que fueron abandonados a una edad más avanzada, a partir de los 5 años, eran niños sumamente depresivos, los próximos suicidas".

Por eso defiende a capa y espada este tipo de campañas, y es consciente de que no se va a lograr un cambio de hoy para mañana. "La respuesta no va a ser inmediata, es una campaña a largo plazo porque cambiar la conducta, sobre todo de un adulto, es sumamente complicado".

QUÉ HACER

Para Renata el mundo cambia muy rápido, pero los valores son los mismos, lo que hay que revaluar es la manera de transmitirlos, no se puede educar a una generación de la misma manera que a la anterior. Hay que adaptarse y esa es una labor de los padres, ser capaces de comunicarse con sus hijos, de transmitirles los valores que les permitan ser miembros que aporten y no que resten a la sociedad, en todos los sentidos.

"Si en casa no te enseñan responsabilidad, en el futuro no lo vas a ser, si no tienes disciplina, valores, no vas a ser un ciudadano responsable".

Ya no vale la excusa de que lo puedes educar bien en casa pero una vez que sale de ahí… Los padres tienen que darse cuenta si sus hijos no están recibiendo la educación adecuada en la escuela o les llega una mala influencia de su entorno.

"Tienes que sentarte con tus hijos, que se expresen, que haya una comunicación constante. Así era en mi infancia y es increíble como eso ayuda, me daban permiso para casi todo pero había una comunicación abierta, podía comentar cualquier problema y me sentía segura, madura y responsable".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.