La carga pública, ¿somos todos?

La Regulación en este caso, viene a definir lo que no define claramente la Ley de Inmigración de Estados Unidos: La carga pública. Aunque la regulación habla claramente de la totalidad de las circunstancias, la situación está bastante difícil: El objetivo es, sin duda, bajar consistentemente la cantidad de residencias otorgadas. Si en materia de visas de no-inmigrante hemos bajado a más de la mitad, no hace falta mucha imaginación para saber que vamos a ver esa misma tendencia en visas de residencia. Además, el uso de fondos del gobierno de los Estados Unidos va a eliminar muchas personas de este renglón; la regulación habla de un extranjero que haya recibido beneficios públicos por más de 12 meses en cualquier periodo de 36 meses. Y aunque esa misma regulación habla de un nuevo formulario para las personas que ajustan status en los Estados Unidos, aquí se está pidiendo documentación y declaraciones adicionales de como usted, como peticionario, piensa mantener a la persona pedida de obtener la residencia.

Se acabaron las peticiones depositadas en USCIS Sto. Dgo.

Había sido anunciado hace mucho tiempo, pero ya llegó la hora cero: como la noche, como la tormenta, el anuncio llegó rápidamente pero con toda la furia del universo. Ya usted no podrá depositar localmente y hacer uso de ese beneficio que le garantizaría obtener la cita de residencia en tiempo récord (salvo circunstancias excepcionales que mejor ni menciono porque en la práctica, son casi imposibles). Aquí pierde hasta el Estado Dominicano – que cobraba por certificaciones de entradas y salidas. Pierden los ciudadanos de los EUA porque tendrán que pagar más y esperar el doble. En verdad, no se sabe exactamente quién gana pero la Administración del Presidente Trump ha tenido mucho a su favor. Todo ahora es más difícil, más largo; Lo que antes eran asuntos de rutina ahora exigen conversaciones largas y sustanciosas, cuidando cada detalle – comparable tan solo con la recepción de muchos invitados con poca antelación. ¡Pánico! En definitiva, si usted está pensando pedir a su familiar, es mejor que considere las cosas bien, empezando por saber si realmente usted está dispuesto a vivir en ese país.

+ Leídas