viernes, 21 julio 2017
01:02 AM
  • Diario Libre en
  • 1
  • 1

    A por ella

    En estas cosas de la lengua uno tiene la sensación de estar clamando en el desierto. Carlos Mayoral, escritor a quien admiro, sentenciaba hace unos días: «La coma del vocativo ha muerto». Drama e ironía...