Examen médico para proceso de residencia

$!Examen médico para proceso de residencia

Es ideal hacerse el examen médico al menos 7 o 10 días laborables antes de la fecha de la cita. Ahora bien si usted sabe que va a ir a un proceso administrativo por una petición anterior, por un problema judicial, por un nombre o apellido o combinación de ambos que sea muy común, entonces es mejor que espere la aprobación casi definitiva del Cónsul el día de la entrevista, para que usted no tenga que repetírselo después de haberse completado ese proceso administrativo o cualquier otra investigación que pueda ser ordenada para su caso. Por otro lado, ha llamado la atención que de nuevo, los Centros Médicos que hacen estos procesos para el Consulado han vuelto a una antigua práctica: hacer preguntas sobre la inadmisibilidad de los aplicantes que vayan a hacerse los exámeQnes médicos, lo cual simplemente no es legal. Fuera de las preguntas que tienen que ver con posibles adicciones a sustancias prohibidas, las personas que trabajan en esos centros no pueden preguntarle cosas como si usted ha sido arrestado o si ha tenido algún problema en los Estados Unidos o en el país. No hay ningún derecho de preguntar ese tipo de cosas, fuera de un recelo exagerado en investigar a las personas desde el momento en el que aplican hasta el momento que la visa es expedida, lo cual incluye a todo el que participa en el proceso. Cuídese usted y cuide a los suyos, conteste lo que necesita contestar en esos exámenes médicos, y si le hacen una pregunta de las que mencioné, diga con mucha cortesía que si eso tiene que ver con el examen médico.

Negación de waivers en visa de inmigrante

Es muy desagradable encontrarse con que un beneficio de este tipo haya sido negado por USCIS (Ciudadanía y Servicios de Inmigración de los Estados Unidos), pero las buenas noticias es que dependiendo del tipo de negación, se puede apelar o mejorar la calidad de los documentos y argumentos sometidos. Recuerde que tiene que existir obligatoriamente, una petición familiar de base, aunque sea de un familiar diferente al que pide la Ley de Inmigración de los Estados Unidos. Para poder determinar si eso es posible o no, hay que saber qué relación tiene el aplicante con todos sus familiares que sean residentes legales permanentes o ciudadanos de los Estados Unidos.

+ Leídas