Revisión de teléfonos en CBP, en el puerto de entrada

Desde el final de la Administración del Presidente Donald Trump, los oficiales de CBP / Aduanas y Protección Fronteriza se han dispuesto a revisar los teléfonos celulares de algunos viajeros, muy particularmente aquellos que son jóvenes. Los grupos de derechos civiles se opusieron ferozmente a esta práctica y obtuvieron una breve victoria que luego fue reversada. En la actualidad, los agentes de CBP – Aduanas y Protección Fronteriza – tienen toda la libertad incluso para incautar cualquier aparato telefónico. Cuando una persona es seleccionada para que su celular sea inspeccionado, éste puede ser incautado o devuelto. Normalmente, el teléfono puede ser incautado si se encuentra evidencia de cualquier delito. En caso contrario, el teléfono será devuelto tan pronto termine la inspección. Los agentes de CBP han revocado muchas visas por haber encontrado evidencias tales como fotos y conversaciones que prueban, sin lugar a dudas, que los aplicantes en un puerto de entrada han hecho diligencias para trabajar sin documentos en los Estados Unidos: Una simple búsqueda de palabras puede arrojar resultados catastróficos. En otras ocasiones, la revisión de las redes sociales de un aplicante puede arrojar opiniones que resulten en mayores preguntas. Por supuesto, cualquiera puede negarse a que su teléfono celular o su laptop sea revisada, pero entonces el agente de CBP tiene la autoridad para negarse a dar entrada a la persona que se oponga.

Ciudadanía Estadounidense

Si el padre o madre ciudadano americano no pueden probar presencia física en los Estados Unidos (o participación en una familia cuyo padre o madre fuera miembro de un organismo multinacional como la ONU, OEA, etc.), antes de iniciar una petición para acogerse a la ciudadanía automática (porque ésta última requiere domicilio en los Estados Unidos), debe de explorar la posibilidad de una transmisión automática por un abuelo que tenga ciudadanía de los Estados Unidos. Este es definitivamente la mejor opción, la que causa menos problemas a los aplicantes, ya que no se exige que el niño/a a naturalizarse permanezca en territorio de los Estados Unidos después de la cita para la naturalización.

Temas

+ Leídas