Gran confusión por fallo judicial

$!Gran confusión por fallo judicial

Hace apenas unos días, una Corte Federal del Distrito de Columbia, Washington DC, ordenó al Departamento de Estado que hiciera todos los esfuerzos de buena fe por adjudicar todos los casos posibles de la Lotería de Visas. La Lotería de Visas se hace entre los países que tienen bajos porcentajes de rechazo de visas de inmigrante. Este programa es administrado por el Departamento de Estado, y fruto de las recientes proclamaciones presidenciales del presidente Donald Trump, se ha frenado prácticamente toda la inmigración a los Estados Unidos, sin importar que esto no era necesario dado que los consulados de los Estados Unidos en el mundo están prácticamente cerrados. Muchas personas han entendido que eso significa que los consulados van a abrir para procesar los casos normales de visa: sin embargo, el Departamento de Estado a través de sus cónsules, va a trabajar solamente renovaciones de visas y asuntos de emergencia muy bien probados, además de todos los casos que se puedan procesar de la Lotería de Visas.

La carga pública, ¿somos todos?

La regulación en este caso, viene a definir lo que no define claramente la Ley de Inmigración de Estados Unidos: la carga pública. Aunque la regulación habla claramente de la totalidad de las circunstancias, la situación está bastante difícil: el objetivo es, sin duda, bajar consistentemente la cantidad de residencias otorgadas. Si en materia de visas de no-inmigrante hemos bajado a más de la mitad, no hace falta mucha imaginación para saber que vamos a ver esa misma tendencia en visas de residencia. Además, el uso de fondos del gobierno de los Estados Unidos va a eliminar muchas personas de este renglón; la regulación habla de un extranjero que haya recibido beneficios públicos por más de 12 meses en cualquier periodo de 36 meses. Y aunque esa misma regulación habla de un nuevo formulario para las personas que ajustan status en los Estados Unidos, aquí se está pidiendo documentación y declaraciones adicionales de cómo usted, como peticionario, piensa mantener a la persona pedida de obtener la residencia.

+ Leídas