De China al hospital Padre Billini

En China construirán un hospital en diez días
$!De China al hospital Padre Billini
El hospital Padre Billini tiene más de un año cerrado.

Las autoridades de la República Popular China iniciaron la construcción de un hospital con capacidad para mil camas en la ciudad de Wuhan, epicentro del voraz coronavirus 2019nCoV, afección viral que muchos temen se extienda por gran parte de la geografía mundial.

El anuncio no tendría nada especial, si no fuera porque se ordenó terminar la construcción de 25 mil metros cuadrados, en un plazo de diez días, una hazaña de ingeniería moderna a toda prueba.

El 3 de febrero el centro hospitalario deberá abrir sus puertas, con los equipos médicos adecuados, sus habitaciones, sus parqueos, sus quirófanos, sus almacenes para medicamentos, sus ascensores, sus sistemas eléctricos, sus instalaciones sanitarias y agua potable, en fin, todo lo que requiere una instalación de esa índole.

Llama la atención de miles de dominicanos, la celeridad con que se erige este hospital en China, pues aquí se conoce lo que ocurre, no con uno, sino con decenas de hospitales deficientes, que tienen deterioradas sus estructuras físicas, están a medio construir unos, abandonados otros, generando una proliferación de enfermos desatendidos.

Como para muestra, basta un solo botón, citemos el caso que debe de llenar de vergüenza a las autoridades. Se trata de la reparación que se lleva a cabo en el hospital Padre Billini, en donde hace más de un año se descubrió un socavón que obligó a la evacuación de sus pacientes. Las autoridades no han podido entregarlo reparado y abrirlo de nuevo, pese a la presión de médicos, paramédicos y de la opinión pública.

¿Cuántos socavones habrían corregido los chinos en el tiempo que tiene el hospital Padre Billini sometido a reparación? ¿Cuántos edificios para hospitales habrían reparado los chinos en ese espacio de largos meses? Esto, sabiendo que el hospital Padre Billini, en el año 2012, fue sometido a una restauración física con una inversión de 15.8 millones de dólares, sin que en ese entonces, se descubrieran las fallas que originaron el socavón de reparación inclusa que nos ocupa.

¿Qué eficiencia o sabiduría tienen los chinos para construir un hospital con cientos de habitaciones, camas y medicamentos, en un tiempo récord de apenas días, que no tienen el gobierno, los ingenieros y ni los funcionarios dominicanos, a quienes parece les sobra el tiempo para similar faena?

No hay que ir muy lejos para notar el interés del esfuerzo de los chinos por la salud de la población. ¿Será eso lo que escasea por aquí? En Bonao, la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado inicio la construcción de un hospital en el año 2016 y todavía no termina el trabajo, por disponer de otro caso como ejemplo.

Si nuestras autoridades sanitarias piensan combatir la amenaza y posible presencia futura del Coronavirus con el mismo espíritu con que reparan los hospitales Padre Billini, y el de Bonao, entre otros muchos, no nos salva ni el 911, alertándole la urgencia, desde ya.

+ Leídas