Capturan en Guatemala a otro presunto asesino de periodistas

Periodistas gritan para exigir una investigación del homicidio de dos de sus colegas y mayor seguridad en el ejercicio de esa profesión frente al edificio del Ministerio del Interior en Ciudad de Guatemala, el miércoles 11 de marzo de 2015. (Foto AP/Moisé
GUATEMALA (AP) - Un segundo sospechoso del homicidio de dos periodistas en el sur de Guatemala fue capturado el jueves, anunciaron las autoridades.

Artemio de Jesús Ramírez Torres, de 29 años, fue detenido por la Policía Nacional Civil en el municipio de Champerico del departamento de Retalhuleu, con costas en el Océano Pacífico, bajo el cargo de ser el segundo sicario que atacó a los reporteros, informaron funcionarios de ese grupo policial. Según las autoridades a Ramírez Torres se le acusa de los delitos de asesinato y asesinato en grado de tentativa.

Dos horas después de la agresión del martes fue arrestado Sergio Valdemar Cardona Reyes, quién aún no rinde su declaración ante las autoridades por no contar con un abogado de su confianza.

Danilo López, que laboraba para el diario Prensa Libre, y Federico Salazar, integrante de Radio Nuevo Mundo, fueron asesinados cuando caminaban en un parque municipal en el municipio de Mazatenango, del departamento de Suchitepéquez, a 140 kilómetros al sur de la capital guatemalteca.

Marvin Tunches, también periodista, recibió heridas de bala por las que está hospitalizado.

Familiares y compañeros de trabajo de López aseguran que varios alcaldes de la zona lo amenazaron de muerte, entre ellos el alcalde José Linares Rojas, debido a la labor de fiscalización que el periodista realizaba a su gestión, y el ex alcalde Julio Juárez, quien ahora efectúa proselitismo para un nuevo cargo popular.

Los fallecidos fungían también como vicepresidente y secretario de la Asociación de Prensa de Suchitepéquez, de reciente creación, respectivamente.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Organización de los Estados Americanos, condenó el asesinato y manifestó su preocupación.

"Para la Relatoría Especial es fundamental que el Estado esclarezca la causa de este crimen, identifique, procese y sancione a los responsables, y adopte medidas de reparación justas para los familiares de las víctimas", afirmó en un comunicado.

La Relatoría también insistió en la necesidad de concretar el plan para la protección de periodistas, anunciado por el presidente Otto Pérez Molina en noviembre de 2013, pero que aún no entra en vigencia.

Durante el actual gobierno cuatro periodistas han sido asesinados en el mismo departamento donde mataron a López y Salazar. En lo que va del año el Ministerio Público ha recibido 20 denuncias sobre agresiones a reporteros.
20150313 http://www.diariolibre.com

+ Leídas