Medio Ambiente protege a 25 delfines en Los Haitises

  • Los cetáceos realizan acrobacias para deleite de los turistas

SABANA DE LA MAR. El Ministerio de Medio Ambiente mantiene tareas de monitoreo para evitar que 25 delfines que viven en estado natural en la Bahía San Lorenzo, en el parque Nacional Los Haitises, sean atacados por pescadores.
Luis Carlos López Calcaño, encargado de la reserva natural en la zona Este, dijo que diariamente guardacostas recorren la ensenada para proteger a los delfines, los cuales muchas veces son observados en la superficie de la bahía haciendo piruetas y alegrando a turistas, que de mañanita van en excursión a fotografiarlos y verlos en su hábitat natural.


Se les ve en parejas o solos saltando sobre la superficie y caer en picada a las plácidas aguas de la ensenada.

El fondeadero de la ensenada de la bahía San Lorenzo, en Los Haitises, ahora es lugar de exhibición de delfines y manatíes, adonde acuden turistas a ver los “retozos” de los mamíferos.

Para avistarlo hay prácticamente que amanecer en el agua marina, cerca del Cayo de los Pájaros, Punta Arena y Boca de Tiburón, donde, de 7:00 a 9:00 de la mañana, abandonan las riberas de la ensenada para alimentarse.

Sus acrobacias delatan su localización y sus movimientos hacen creer que están amaestrados.

Para llegar y verlos hay que andar con guías que trabajan en el parque nacional de Los Haitises, quienes se saben la ruta mañanera de los cetáceos en sus andanzas en busca de alimentos.

Los avistados en la bahía San Lorenzo alcanzan hasta los 7 metros de largo, con cabeza de gran tamaño.

Son cetáceos o especies mamíferas marinas carnívoras.

El inventario del Ministerio de Medio Ambiente en Sabana de la Mar es de unos 25 delfines, de la especie Hocico de Botella

“Hacemos monitoreo a diario en las aguas marinas, para evitar que sean capturados por pescadores, para venderlos en la zona turística”, dijo Luis Carlos López Calcaño, encargado de Los Haitises en la parte Este.

Van a la ensenada a alimentarse

Su presencia en la ensenada, obedece, según López Calcaño, a que la zona es un banco importante de peces, donde engullir sus alimentos les resulta fácil, por la enorme cantidad de alimentos que provee la zona, rodeada de manglares y cayos, que son otros atractivos en ese lugar.

Los delfines saltan de vez en cuando por encima de la superficie del agua y en ocasiones realizan figuras acrobáticas.

López Calcaño asegura que los delfines son animales sociables y viven en manadas de hasta una docena de ejemplares

20190116 https://www.diariolibre.com

+ Leídas