La construcción del telescopio óptico más grande del mundo, “un paso importante en la historia del planeta”

  • Se espera que El Gran Telescopio Magallanes vea la primera luz entre 2023-2024.

SANTO DOMINGO. Fernando Quirós Pacheco pasará a la historia como uno de los hombres que colaboró en la cimentación del telescopio óptico-infrarrojo más grande que tendrá el planeta en los próximos años.

El Gran Telescopio Magallanes también conocido como “GMT” por sus siglas en inglés, contará con un diámetro de 25 metros de diámetro, 15 más que el telescopio más grande que existe en la actualidad, y será instalado en Chile, en el sur del desierto de la región de Atacama a 2,500 metros de altura.

“Es un momento histórico porque se está cambiando de generación de los telescopios que operaban desde los 90, estamos ahora desarrollando los que serán de la próxima generación y que operará por 50 años a partir de 2023-2024”, manifestó el científico.

El último telescopio más grande que se construyó tiene diez metros, se encuentra en Hawái y está operando desde 1990.

Según explicó durante una entrevista que concedió a Diario Libre, el proyecto está en la fase de diseño y construcción.

“La montaña en Chile ya está aplanada, ya se están gestionando los contratos para iniciar la perforación y el vaciado del cemento para crear el soporte de la estructura y también otro contrato para construir toda la montura mecánica que soportará los espejos del telescopio”, comunicó.

Durante la construcción del aparato, el científico de origen mexicano aportará sus conocimientos sobre óptica adaptativa, que es un sistema que todos los telescopios deben tener para compensar las distorsiones que introduce la turbulencia atmosférica.

De acuerdo a los cálculos, se espera que el GMT produzca imágenes con una nitidez diez veces mayor que la del Telescopio Espacial Hubble, y con varios avances significativos en comparación a los más grandes telescopios ópticos actuales. Estará albergado en una cúpula de 22 pisos de altura, con un espejo primario de 25,4 metros formado por siete segmentos de 17 toneladas de peso y 8,4 metros de diámetro, captando más de seis veces más la cantidad de luz. Los espejos, fabricados en la Universidad de Arizona, serán pulidos con una precisión de 25 nanómetros o una millonésima de pulgada.

Por qué un telescopio de mayor tamaño

Fernando Quirós indicó que el objetivo de crear telescopios cada vez más grandes es porque permiten captar más luz en el mismo tiempo y cuentan con mejor resolución.

“Un telescopio no es más que una cubeta de luz, mientras más grande, más luz recoge de la estrella o del objeto astronómico que se quiera estudiar. Es más eficiente y por lo tanto se pueden ver objetos más tenues o más lejos”, sostuvo.

Zona donde se construye el telescopio.
Zona donde se construye el telescopio. ( )

Esto hará posible el estudio de las características de los planetas que existen alrededor de otros sistemas solares. Además investigar lo que sucede en las proximidades de los denominados hoyos negros.

Los planetas están muy cerca de su estrella con respecto a la distancia que nos separan y por lo tanto con un telescopio que tenga más resolución, es decir, telescopios más grandes, se podrá separar visiblemente la luz que viene de la estrella de la luz que refleja el planeta”, dijo.

El lugar donde se construye

El sur del desierto de la región de Atacama, Chile, donde estará ubicado el telescopio, fue elegido porque reúne características especiales para un proyecto de esta naturaleza.

El telescopio tendrá un costo de mil millones de dólares.

“Es una zona muy parecida a la superficie marciana. Es un lugar alto, lo que es mejor porque la atmósfera es más tenue. La atmósfera es como un fluido en movimiento que ocasiona distorsiones en las imágenes por lo que entre más altos pongamos los telescopios, menos serán los efectos dañinos para las imágenes que queremos obtener”, precisó el científico.

Está lejos de ciudades que contribuyen a la contaminación lumínica, lo que ayuda a que los cielos sean muy oscuros y permitan el estudio de objetos tenues.

Es el proyecto colaboran once instituciones entre universidades de Estados Unidos como Harvard, Chicago, Texas, pero también participa Corea del Sur, Australia y Sao Paulo, Brasil, de acuerdo a Quirós.

En la edificación del telescopio participan personas de diferentes nacionalidades, entre las que se encuentra, México, Chile, Brasil, Estados Unidos y otros lugares.

20180324 https://www.diariolibre.com

+ Leídas