Al rescate del
Santiago de ayer

El ministro de Cultura, Eduardo Selman, anunció recientemente la intervención de las edificaciones que alojan las entidades culturales estatales de aquí, cuyas estructuras tienen defectos físicos. Por el momento no se han iniciado los trabajos.

En junio Selman informó la próxima reparación en las fachadas del Centro de Cultura Ercilia Pepín, la escuela de Bellas Artes, el Gran Teatro Regional del Cibao, el Palacio Consistorial y el Monumento a los Héroes de la Restauración, pero no se ha visto ninguna iniciativa para corregir sus irregularidades.

Esos monumentos, museos y espacios culturales están deteriorados.

En el Centro de la Cultura Señorita Ercilia Pepín algunas de las puertas fueron sustituidas por planchas de playwood, también las ventanas. El techo tiene filtraciones y el ascensor no funciona desde hace más de 20 años. Asimismo, las piezas de mármol sobre la fachada fueron retiradas y se desconoce su paradero.

Históricamente el Centro de la Cultura Señorita Ercilia Pepín ofrece a la poblacióntalleres de artesanía, cursos, diplomados, conversatorios, conferencias, exposiciones de arte, clases de danza, teatro, pintura, música y ballet. Sin embargo, debido al deterioro de sus instalaciones esas actividades han mermado en los últimos años.

Ernesto Rodríguez, director de esa entidad gubernamental, dijo que desde el Ministerio de Cultura están en la disposición de intervenir el Centro de la Cultura Señorita Ercilia Pepín.

Aseguró que antes de concluir el presente año iniciarán los trabajos de rescate de ese, así como de los demás espacios culturales.

Monumento

El Monumento a los Héroes de la Restauración es uno de los espacios que da vistosidad a la ciudad, pero ante la arrabalización y abandono que presenta, ese lugar ha dejado de ser el principal destino de los visitantes locales y extranjeros.

Los túneles que dan acceso al Monumento por las calles Independencia y Restauración permanecen abandonados y son utilizados por incivilizados como baños y otras actividades inapropiadas. En uno de esos conductos fue instalado un depósito de neumáticos.

Asimismo, algunas de las estatuas ubicadas en los alrededores del Monumento están deterioradas. Tal es el caso de la plazoleta dedicada al equipo de béisbol las Águilas Cibaeñas.

De igual modo están destruidas varias de las figuras que simbolizan las actividades culturales que identifican a Santiago, como es el caso de las estatuas dedicadas al carnaval, las marchantas y los coches.

Fortaleza San Luis

Otro espacio abandonado por las autoridades es la histórica Fortaleza San Luis, escenario de varias batallas durante la Guerra de Restauración de la República. El patio trasero de ese espacio alberga las chatarras que incauta la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre.

Bellas Artes

Una casona en madera y mampostería totalmente descuidada por falta de mantenimiento es el recinto de la Escuela de Bellas Artes, una institución fundada el 22 de enero del año 1931, con una encomiable trayectoria en la formación de los artistas y músicos de la República Dominicana.

Teatro del Cibao

En reiteradas ocasiones la directora del Teatro Regional del Cibao, Brenda Sánchez, ha solicitado el cambio de alfombra debido a que la misma está deteriorada, así como el impermeable en los techos para evitar las goteras en tiempo de lluvias. Además, el sistema de aire acondicionado falla frecuentemente durante las funciones.

Museo folklórico

El Museo Folklórico Tomás Morel, ubicado en la calle Restauración número 174 de esta ciudad, continúa con sus puertas cerradas y su estructura física se deteriora progresivamente.

Hotel Mercedes

Aunque se trata de un local privado, el hotel Mercedes, construido en el 1928 en la calle 30 de Marzo esquina Máximo Gómez del Centro Histórico de Santiago, es una reliquia arquitectónica que sigue siendo uno de los monumentos estructurales que identifican a la ciudad de Santiago, pero se encuentra totalmente abandonada por sus propietarios.

También, decenas de viviendas de arquitectura antillana están abandonadas por sus propietarios y el propio Estado Dominicano, ya que no auspicia políticas públicas para rescatar esos inmuebles.

20190916 https://www.diariolibre.com

+ Leídas