Denuncian problemas en el mercado de Cristo Rey

  • Hay filtraciones, vendedores en la calle y el segundo nivel está vacío

SANTO DOMINGO. Comerciantes del Mercado de Cristo Rey denunciaron ayer que vendedores desalojados por el cabildo del Distrito Nacional de la avenida Máximo Gómez esquina Nicolás de Ovando ahora ocupan las aceras de la periferia de ese centro de abasto, y arrabalizan el entorno.

Manuel Antonio Montero, presidente de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Cristo Rey, al hablar en rueda de prensa, dijo que esos vendedores tienen un mercado paralelo en el mismo lugar que ocupan hace dos años antes de ser colocados en las nuevas instalaciones.

Explicó que habían convocado a un paro de labores contra la competencia desleal de los comerciantes que ocupan principalmente las aceras de la calle 41 y por otros males, pero que decidieron darle un compás de espera al cabildo hasta el día 25.

“Ellos tienen unidades del Departamento de Espacios Públicos, por 15 días nos van a tener una brigada completa para eliminar el mercado de la calle y en 15 días las brigadas se van a reducir, pero se mantendrá una unidad con militares para evitar que vuelvan a ocupar las aceras y si no resuelven en 15 días retomamos la lucha”, advirtió.

Además de los comerciantes de en la calle, otro de los problemas que tiene el mercado de Cristo Rey es la filtración. Parte de los plafones se han caído, pero de acuerdo con el dirigente comercial, el cabildo se comprometió a resolver la situación. Para las promesas el cabildo estuvo representado por Staling Alcántara, Manuel Núñez, Tomás de Jesús, Rubén Martínez y Aníbal Díaz, director de espacios públicos.

El dirigente comercial mencionó, además, dentro de los problemas el sistema de ventilación y la falta de acondicionadores de aire y la falta de parqueo, que según, dijo nunca se ha usado y está convertido en un depósito de “cachivaches”.

Montero manifestó que la segunda planta del mercado está desocupada a pesar de estar habilitada para instalar nuevas mesas y dijo que todos esos problemas han causado una baja en las ventas. “Esta administración se ha descuidado y ese mercado informal ha ido creciendo poco a poco vendiendo caro”, dijo.

Una obra sin inaugurar

A mediados de febrero de 2016 los comerciantes comenzaron a ocupar las instalaciones del mercado de Cristo Rey en coordinación con el cabildo, tres meses antes de las elecciones, sin haber sido inaugurado oficialmente. Los vendedores duraron años vendiendo en las aceras de la calle 41 en espera de que la obra fuera terminada. Ese mercado fue construido con fondos de la Unión Europea dentro de su proyecto de recuperación de mercados.

20180912 https://www.diariolibre.com

+ Leídas