Iglesia Católica bendice desde el aire al pueblo dominicano y ora por el final del coronavirus

  • Sacerdotes con el Santísimo Sacramento sobrevolaron en un helicóptero el Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo y Bayaguana
$!Iglesia Católica bendice desde el aire al pueblo dominicano y ora por el final del coronavirus
Uno de los sacerdotes sostiene la custodia con el Santísimo.

La Iglesia católica, a través de su Diócesis Castrense, impartió este jueves una bendición especial con el Santísimo Sacramento desde un helicóptero que sobrevoló el Gran Santo Domingo y Bayaguana como parte de una jornada de oración ante la situación que padece el país y el mundo por el coronavirus.

Monseñor Francisco Ozoria, obispo castrense de Santo Domingo, junto a un grupo de sacerdotes inició la bendición durante un acto frente a la iglesia Nuestra Señora del Amparo, en la base Naval 27 de Febrero, desde donde partió el helicóptero con el Santísimo.

La aeronave recorrió amplios sectores de la capital bendiciendo a la ciudadanía, principalmente sectores donde está ubicada la Catedral Primada de América; las iglesia San Antonio de Padua, Cristo Salvador, Santa Cecilia, Nuestra Señora de la Altagracia, en el Ministerio de Defensa; Cristo Rey, Stella Maris en Los Tres Ojos; Espíritu Santo de Villa Mella; el Santuario de Bayaguana y el hospital Ramón de Lara, en la base Aérea de San Isidro.

Dos sacerdotes llevaban la custodia en la puerta del helicóptero y desde allí impartían la bendición a la población, muchos de los cuales colocaban en los techos y balcones de las viviendas pañuelos blancos, alzando Biblias, los brazos y colocándose de rodillas en gesto de humillación y adoración al Santísimo.

El arzobispo Ozoria agradeció el apoyo de la Armada, la Fuerza Aérea y otras instituciones para el acto y aclaró que la bendición no debía ser interpretada como un show mediático, sino como un acto de fe para orar por el país, por los médicos, enfermeras, paramédicos, militares y policía que tienen gran labor en este tiempo de la pandemia del COVID-19.

“Estamos en una situación de dificultades, cada día hay sorpresa, familiares por enfermedad y muerte, hay que confiar en Dios, en su presencia que da esperanza”, dijo el religioso.

En el acto estuvieron, además, de una decena de sacerdotes, la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, la cual agradeció la invitación al acto religioso y pidió la bendición de los ciudadanos y el jefe de la Armada, vicealmirante Emilio Recio Segura, entre otras personalidades.

20200430 https://www.diariolibre.com

+ Leídas