Laguna afecta la paz y la salud de los residentes en Urbanización Fernández

  • Alcalde Collado dice que la solución del problema requiere de 20 millones de pesos
  • Un viejo problema

SANTO DOMINGO. Una laguna de la urbanización Fernández, entre el perímetro de la Winston Churchill y las calles Parábola y Elipse, se ha convertido en fuente de reproducción de mosquitos y de malos olores que afectan a residentes, empresas y comerciantes.

Cuando llueve la laguna, que acumula agua putrefacta, se desborda y llega hasta más de cinco pies de los edificios de la parte baja. Ya algunos negocios han tenido que cerrar sus puertas y otros mudarse a otro lugar ente la situación que lleva años.

Los mosquitos son el principal problema debido a que el agua podrida y la maleza se unen para facilitar su reproducción de alimañas, además del fuerte olor que se extiende por vario kilómetros.

Luis Felipe Abreu explicó que es tanta el agua que se acumula en el lugar que arrastra los vehículos. El agua que queda se estanca porque no tiene salida debido a que los filtrantes están tapados.

Fanny Ramirez dijo que ha visto al alcalde David Collado en varias ocasiones en el lugar, sobre todo cuando llueve mucho, pero que el problema sigue. Destacó que lo mosquitos son los que más afectan a los residentes.

Una comerciante de un negocio de alimentos que funciona cerca de la laguna explicó que el olor llega con intensidad al establecimiento y en ocasiones lo clientes creen que sale del negocio.

“Por parte de nosotros, los olores son bastante fuertes y desagradables y para uno que está trabajando y el cliente no sabe que el olor viene de allá atrás, de la laguna, y piensan que uno tiene basura acumulada dentro del negocio y eso nos genera pérdidas”, sostuvo.

Precisó que el olor más fuerte es a partir de las 4:00 de la tarde y manifestó que los mosquitos son el problema mayor.

De su lado, el alcalde David Collado reconoció el problema que existe desde hace años porque en el 2017 la junta de vecinos envió una carta al pasado alcalde. Afirmó que en más de 15 ocasiones ha visitado el lugar y dispuso de un camión succionador fijo para recoger las aguas durante los temporales.

Informó que se reunió con los dirigentes de la junta de vecinos del sector hace un tiempo y se comprometió a trabajar con ello hasta hacer una intervención definitiva del problema. Collado informó que esa obra requiere de unos 20 millones de pesos y que debe ser solucionado con la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo.

Sin embargo, indicó que el próximo fin de semana rescatarán unas tuberías que reducirán un 20% el problema.

“La solución al problema tiene que ser compartida junto con la CAASD porque esa laguna tiene un sistema de alcantarillado responsabilidad de esa entidad. Nosotros ya hicimos el levantamiento, ese problema tiene 25 años”, indicó Collado.

20181011 https://www.diariolibre.com

+ Leídas