Los muertos del cementerio de Manresa, sin dolientes

  • En las noches decenas de jóvenes utilizan el camposanto para ‘’recrearse’’, denuncian los vecinos

BAJOS DE HAINA. Encima de las tumbas del sobrepoblado cementerio municipal de Manresa hay basura, maleza y gallos de peleas; hay, también, botellas de cerveza y de ron; y mausoleos, pero sin rejas. Los objetos de valor “se han ido”, fruto del descuido de las autoridades.

La comunidad, ubicada en el kilómetro 13 de la avenida Independencia, se queja del abandono en el que se encuentra el camposanto, situación que lo convierte en un espacio vulnerable en materia de seguridad ciudadana.

“Nosotros estamos cansados de ver el cementerio así, en esas condiciones, pero nadie viene, nadie lo limpia. A nadie le importan los muertos mi amigo”, dijo a este medio la dirigente comunitaria Miguelina Valerio, residente en la calle Santa Teresita del sector.

Ya no se distingue la tumba de El Varón, han “desaparecido” algunas lápidas y no hay tumbas que profanar, precisó.

Un propietario de un negocio de las cercanías del cementerio y que pidió la omisión de su nombre, denunció que en las noches decenas de jóvenes lo utilizan para ‘recrearse’.

“Aquí los muertos se cuidan entre ellos. Este cementerio no tiene dolientes”, sentenció.

Los residentes de Manresa le solicitan al alcalde de Haina, Osvaldo Rodríguez, y al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) intervenirlo para revertir la situación de hacinamiento en que se encuentra.

20180623 https://www.diariolibre.com

+ Leídas