URBE ha desalojado 25 familias de La Ciénaga

  • Moradores califican de abuso y anuncian paro para este martes
$!URBE ha desalojado 25 familias de La Ciénaga
Vivienda destruidas en La Ciénaga

Continúan los desalojos de familias en La Ciénaga por parte de la Unidad para la Readecuación de La Barquita y Entorno(URBE) donde unas 25 viviendas han sido destruidas desde hace más de dos semanas luego de resarcir a los propietarios.

De acuerdo URBE, 25 viviendas fueron “deshabilitadas” (desalojadas) y de ellas 23 fueron reclamantes de mejoras, dos inquilinos, además de un local comercial.

Fueron trasladadas 109 personas, de las 25 familias, al lugar que indicaron. Los datos indican que 16% de los “deshabilitados” se quedaron a vivir en el sector y compraron una mejora; el 84% se mudó al Gran Santo Domingo, 36% alquiló y otro 16% se reubicó en casa de familiares.

Los golpes de mandarria y el chillido de zinc y hojalata son parte del concierto sonoro que se escucha casi a diario en La Ciénaga con el derribo o desmantelamiento de viviendas que se unen a las voces de inconformidad de afectados por el desalojo de viviendas para dar paso el proyecto Nuevo Domingo Savio.

Carmen Ramos tiene 36 años viviendo en La Ciénaga, ya tiene parte de sus ajuares recogidos porque ya firmó es que su vecina ya se fue y lo que era su casa quedo en un solar con escombros de construcciones. Aunque no está conforme con lo que le van a pagar por su casita, dice que no tiene otra salida que aceptar.

“Es un desalojo obligatorio, tenemos que irnos con lo poco que nos dan, ahora mismo yo alquilé una casa en Valiente, quisiera que Dios me ayude a construir antes de que se me acaben los chelitos”, dice.

También es otra que espera que le den la copia del cheque: “Yo soy inquilina y conforme no estoy porque aparte de todo soy no vidente y me estoy quedando sola se van mis vecinos, no estoy conforme. No sé qué voy a hacer porque con lo que me van a entregar no me da para comprar, no puedo trabajar, no tengo pareja y vivo con una hija de 18 años y otro de seis, no sé qué voy a hacer, talvez ponerme una soga en el cuello y lanzarme”, sostuvo.

Los vecinos califican de tollo el desalojo porque están derribando viviendas en la parte más segura y dejando para último las que verdaderamente están cercanas al río.

Jesús Martínez dijo que es un abuso lo que se comete contra las familias y anunció que este martes harán un paro de actividades desde la mañana hasta el mediodía para llamar la atención del presidente Danilo Medina para que tome en cuenta la situación en que están.

El dirigente comunitario reiteró que no se oponen al desalojo porque quieren el desarrollo del sector, pero si al abuso que se comete contra la gente que los obligan a salir de la zona. Manifestó que algunos inquilinos están contentos porque les están dando entre RD$200,000 y RD$350,000, que tampoco dan para comprar ni una mejora.

20190812 https://www.diariolibre.com

+ Leídas