¿Y si en la Zona Colonial se hicieran 2,413 nuevas plazas de parqueo?

  • Vaya por delante que este no es un proyecto acabado, sino la propuesta que el arquitecto y urbanista Leopoldo Franco pone sobre la mesa para avanzar en la revitalización del centro histórico de Santo Domingo.
$!¿Y si en la Zona Colonial se hicieran 2,413 nuevas plazas de parqueo?
La Zona Colonial llegó a tener 20,000 vecinos censados y ahora rondan los 8,000.

SANTO DOMINGO. 2,413 nuevas plazas de parqueo son muchas, si además se considera que las que actualmente están disponibles apenas llegan a 500.

Para Leopoldo Franco, arquitecto y urbanista con décadas de experiencia, su propuesta es factible y contempla todos los avances que en materia de parqueos soterrados se están respetando en Europa y Estados Unidos. Significarían una fuente de ingresos importante, tanto para un inversionista privado como para la ciudad si se decidiera hacer con dinero público y más importante aún, la Zona Colonial sería más atractiva para residir y no solo visitar.

¿Cómo influye el tema de los parqueos en el casco histórico, cuál es la trascendencia de su propuesta?

Se han hecho muchísimos planes sobre el rescate del centro histórico y su revitalización. El mejor de todos es el “Plan de revitalización del Centro Histórico” de Guido Lombardi. Pero el marco de referencia que le dieron era excluyente, en el sentido de que se limitó –como esos caballos a los que les ponen orejeras- hacia el Centro Histórico. Este no es un satélite en el espacio; está en un entorno que le condiciona, lo subordina y a su vez, es parte de la región metropolitana. Lombardi no tomó en cuenta eso ni lo ha tenido en cuenta nadie. Insisto en esto hace 15 años porque es una de las razones del decaimiento de la Zona. Lo que se está haciendo ahora es un parque temático para el turismo, en mi opinión.

¿Qué debe hacerse?

Darle su vida propia, que no dependa exclusivamente del turismo. Puede asociarse al negocio del turismo para que coadyuve a revitalizarlo. Hasta tal punto llegó eso que el manejo del proyecto que se ideó con el BID de los primeros 30 millones de dólares, ahora 90 más, se lo encargaron al Ministerio de Turismo. Es algo que al día de hoy no lo entiendo.

El significado como patrimonio cultural nuestro, como el acervo de la nación no es ese. Lo pueden utilizar para sacarle dinero y no me niego a eso. Sería absurdo; lo hace el mundo entero, Venecia, Florencia, Roma, París...

¿Qué es lo importante?

Lo importante es conseguir ese vínculo entre la región metropolitana y el Centro Histórico. Hace falta que existan hilos que lo unan. Esas vías serían una buena liberación de tráfico pesado. Se comenzó con la tangencial norte, una idea mía que se presentó en el 2009 en un encuentro que tuvimos con el Centro Histórico y el Barrio Chino. Se pasaba por el norte una tangencial y cuando se complete, en el Malecón no habrá un camión. Será mucho más conveniente dar la vuelta entre el Puerto Multimodal y Haina, y entre el tráfico que va desde del este al oeste de la isla o del Puerto de Haina o del Multimodal hacia el norte. El Malecón quedará liberado.

Image

Movilidad para los vehículos... ¿y los peatones?

Lo que propongo es la introducción de una línea del Metro por debajo de El Conde. Cuando lo propuse todo el mundo se puso la mano en la cabeza, “¡tú estás loco!” Pero es que eso no va romper El Conde, ni lo va a sentir, porque el sustrato es roca caliza, fácil de taladrar y muy resistente para el tipo de máquina que se usa. Así se ha hecho de manera segura en todos los centros históricos europeos. En Roma hay uno que pasa por debajo de El Coliseo... En Roma sí hay problemas de arqueología histórico, y lo resolvieron yéndose a 18 metros de profundidad en terrero virgen. En Grecia pasó lo mismo. Aquí no hay ese problema; aquí todo el trabajo de arqueología que hay que hacer en el Centro Histórico ya está hecho incluyendo a Villa Francisca, la Fortaleza Ozama, San Lázaro. En arqueología no queda nada por hacer.

En consecuencia, ese Metro es perfectamente viable sin afectar y tiene la gran ventaja de que conectaría funcionalmente y de una manera privilegiada el Centro Histórico con el resto de la región metropolitana. Bajando desde el Quinto Centenario, donde está el Banco del Progreso, de ahí por la calle 30 de Marzo baja al Parque Independencia, coge El Conde, cruza por Molinos Dominicanos hacia el Faro y después la Avenida Venezuela. ¿Objetivo? Un lazo que verdaderamente integra todo el Centro Histórico al oeste y al este.

Y esa inversión es programable, no es para hacerlo en un día.

Eso es a futuro. En el presente... ¿parqueos?

El propósito debe ser que vaya gente joven a vivir ahí, que tenga atractivo, que haya escuelas, centros de salud. El aspecto cultural se está desarrollando para el turismo no para el desarrollo del intelecto y la técnica, la ciencia como debiera ser. Hay que aprender de otras experiencias. Hay zonas en ciudades turísticas como Barcelona, cuyos centros son un “botellón” continuo. Todo el mundo alquiló a los turistas porque pagaban bien, se impulsó el turismo residencial de una semana.

¿Y cómo se consigue que la gente vaya a vivir a la Zona?

Con escuelas, maternales, centros de atención primaria... todas las facilidades que necesita una población para sentirse cómoda. Son inversiones realmente muy bajas. La inversión grande que hay que hacer es la de los estacionamientos soterrados y los accesos a esos estacionamientos. Un anillo perimetral desde la calle Palo Hincado, Avenida Mella, Avenida del Puerto y el Malecón, ese sería el anillo para penetrar desde la superficie a los parqueos.

¿El terreno lo permite?

La gente piensa “¿cómo tú te vas a meter desde la Avenida del Puerto al Centro Histórico?” Ese es el parqueo soterrado más fácil. El desnivel que hay entre la Avenida del Puerto y la Plaza de España lo facilita. El de la Fortaleza Ozama que sería el más grande, es el más rápido de construir porque esa zona fue excavada a profundidad y arqueológicamente estudiada y no hay nada que preservar en ese suelo.

Ese anillo de comunicación quedaría enlazado con el Malecón, que sería una vía rápida, despejada. Y una vez que esa línea de Metro pase por ahí, todos esos carros públicos que están ahí desaparecen en la 30 de Marzo con Bolívar.

Ir haciendo todos esos estacionamientos cambia el panorama completamente. Yo identifiqué en plano todas las potencialidades; inclusive el plano de las Ruinas de San Francisco que es roca...

El arquitecto y urbanista Leopoldo Franco en su estudio.
El arquitecto y urbanista Leopoldo Franco en su estudio. ( )

¿Este proyecto lo ha presentado al Ayuntamiento u otro organismo con competencias en la Zona?

No de manera oficial. Todo el dinero, además, está en el proyecto del BID. Pero esa es una oficina impenetrable, yo desistí. Cuando vino la primera gran misión del BID a hablar de ese proyecto me convocaron y yo hice dos planteamientos muy similares a los que estamos hablando ahora y nunca más me volvieron a llamar.

Preocupa que la Zona Colonial se esté despoblando. Llegó a tener 20,000 vecinos censados y ahora rondan los 8,000.

Es un proceso que tenía que suceder obligado. Primero porque son familias envejecientes. Al no tener determinadas facilidades las familias jóvenes la van abandonando. Muchos de ellos viven con alquileres de hace 50 años y no es rentable para los dueños, que esperan a que se vacíen para entrar en el negocio de turismo. Eso es grave porque eso es involutivo en términos intelectuales, de cultura, de patrimonio.

¿Es aplicable el término gentrificación a lo que está pasando ahora?

Yo cada vez que oigo la gente hablar de gentrificación, lo cojo con pinzas. Lo usan peyorativamente pero yo no lo veo así. Usted se imagina una zona como esa llena de sitios tranquilos donde los envejecientes puedan como se salen en Europa en las zonas históricas, porque es el único momento que se ven en la calle. Desde luego en las condiciones que está actualmente esas familias envejecientes no tienen otra salida porque no hay dónde divertirse, a los parques no le ponen atención. Esos bolardos que han puesto... no son la solución.

Y ahora viene la remodelación del Parque Colón

Mire, el Centro Histórico no es una momia; todo lo contrario debe hacerse un centro vivo en continuo evolución introduciendo cosas que le favorezcan sin tocar y sin dañar los valores.

Hay que rescatar ese micro mundo en torno a las áreas de tiempo libre. Desde luego el parque habitacional hay que remodelarlo, eso sí. Hay gran potencial en muchas áreas que yo llamo de expansión hacia el mar, toda la zona de Ciudad Nueva. La gente se olvida pronto de la ciudad... Cuando llegué a la capital, en los años 50, algunas casas de El Conde todavía tenían argolla para amarrar el caballo... Pero, concertadamente, en Ciudad Nueva se pueden reestructurar muchas cosas y hacer pequeños edificios de tres o cuatro niveles modernos, sin romper la armonía con el resto de la ciudad. Tampoco, le tengo miedo que metan vidrio y cemento si está bien armonizado y concebido.

¿Es factible pensar en calles peatonales en la Zona Colonial sin parqueos?

No, imposible, sería el primer error. Eso es imposible, hay que dar facilidades de parqueo a los residentes y limitar en cierta forma la cantidad de vehículos con accesos fáciles y cómodos y que se puedan estacionar. Porque no se le va a decir a la gente que vaya en bicicleta, cada uno tiene su vehículo. Se trata de propiciar vías de acceso y sitios donde almacenar esos vehículos con seguridad, tranquilidad y cerca de donde uno va, que no le pongan el estacionamiento en el Malecón.

¿Dónde? Usted propone parqueos soterrados por todo la Zona.

Lo que propongo es un anteproyecto muy pensado, ubicando en todo el perímetro y en el centro del centro histórico soluciones factibles a un problema que empieza a ser factor de preocupación seria para el futuro de la Zona.

Objetivos

1 Facilitar el acceso a la Zona sin congestionar sus calles

2 Integrar el centro histórico al resto de la región metropolitana.

3 Recuperar la Ciudad Colonial para los residentes, hacerla atractiva para las familias.

4 No tratar a la Ciudad Colonial como una “momia o un parque temático”

5 Expandir el centro histórico hacia el mar, recuperar esa vivencia del Malecón, perdida en las últimas décadas.

6 Articular la accesibilidad tanto de vehículos como de peatones, repensando la ZC en el conjunto de la metrópolis

20171123 https://www.diariolibre.com

+ Leídas