Comenzó era del danilismo en el PLD, tras los resultados de las elecciones y Congreso

  • El sector liderado por Medina trazó una estrategia de control político
Las actividades internas del PLD fueron exitosas.

SANTO DOMINGO. Nuevos aires soplan en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), donde, a pesar de que no se ha producido una renovación en los organismos, sí ha habido un cambio en la hegemonía grupal.

Desde el pasado miércoles es un hecho consumado el dominio del sector que sigue al presidente Danilo Medina, ya que cuenta con alrededor de 400 miembros de los 623 del Comité Central, 15 de los 35 miembros del Comité Político, y el apoyo mayoritario de 5 de los siete denominados miembros de la "OTAN", grupo de gran influencia en ese organismo.

A pesar de que las votaciones para los miembros del Comité Político fueron secretas, el danilismo impuso su estrategia de avance grupal, al postular sólo a nueve de los 21 candidatos para esa posición.

Esto les permitió no dispersar sus votos, y hasta respaldar dentro de la lista cerrada del grupo a un candidato del sector contrario, Radhamés Jiménez, quien obtuvo el tercer lugar con 363 votos. A favor de Jiménez también está que recorrió el país explicando su propuesta, pero otros de su sector, como Félix Bautista, Franklin Rodríguez y Rafael Camilo, no corrieron la misma suerte.

El apoyo al ex procurador, así como la entrada al juego del asistente del mandatario, Carlos Pared, y del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, fueron puntos que impidieron la llegada de Bautista al exclusivo club.

Tras las plenarias del 24 de noviembre del año pasado, el danilismo logró su estrategia de recuperar un control de las estructuras del PLD que siempre se le atribuyó a Medina, y reflejar la popularidad externa del mandatario de un 80%, en las filas del partido.

Estos resultados le dan a Medina una mayor fortaleza y seguridad para gobernar, y se espera que busquen obtener la mayor cantidad de candidatos a senadores, diputados, alcaldes, regidores y directores de distritos municipales para los comicios del 2016.

Ante esto, el ex presidente Leonel Fernández ha asumido una actitud de prudencia política, cumpliendo con sus funciones institucionales, y contemplando el momentum político de Medina.

Las opiniones

El aspirante presidencial y miembro de Comité Político, Francisco Javier García, definió la elección del miércoles como "una fiesta de la democracia dominicana, donde no hubo sillazos, caos, desórdenes, sino que las votaciones estuvieron matizadas por el orden y el respeto".

El recién electo Radhamés Jiménez consideró que los integrantes del Comité Central valoraron a los aspirantes por su "sacrificio, entrega y hoja de servicio dentro de la organización".

Para Juan de los Santos, "en el Comité Político no hay ese elemento de quién tiene más fuerza, ahí prácticamente todas las decisiones se hacen por consenso, nunca he visto que ha habido un tranque".

Los otros seleccionados fueron Simón Lizardo, con 386 votos; Miriam Cabral con 382; De los Santos, con 355; Rubén Bichara, con 353; Lucía Medina, con 329; Carlos Pared Pérez, con 310; y Gonzalo Castillo, con 296. Margarita Cedeño de Fernández y Abel Martínez fueron ratificados por aclamación.

El poder de danilo  y la disciplina de  los peledeistas 

Los resultados del VIII Congreso Comandante Norge Botello confirman dos cosas: El PLD está integrado por gente disciplinada, con vocación de poder, y el presidente Danilo Medina siempre ha sido amo y señor de las estructuras de la organización política, fundada por Juan Bosch en 1973.

El proceso sirvió para evaluar la situación interna, elegir y seleccionar 168 miembros del Comité Central (CC) -órgano con 623 miembros- y 10 miembros del Comité Político (CP) -órgano de 35 miembros-. De los 168 miembros del CC, 30 puestos fueron seleccionados por la cúpula del CP, y de los 10 del CP, dos fueron una especie de concesión a Leonel Fernández.

Tanto en la elección de los miembros del CC, como en la del CP, el presidente Medina logró una mayoría cómoda, y demostró que la gente que conquistó, y que sirvió de plataforma para llegar al poder en 1996 mantiene su lealtad, demostrado con los resultados de las elecciones de ambos organismos. Pero hay que resaltar cómo el ex presidente Fernández, presidente del PLD, asumió los resultados.

¿Qué se demuestra con esto? Disciplina a toda prueba, vocación de poder, y que en el PLD hay una corriente que se aglutina alrededor de Medina, y que será determinante en los procesos internos venideros, como la ampliación de intermedios, elección de los candidatos a la Presidencia, a senadores, diputados, alcaldes y regidores.

En definitiva, al presidente Medina todo le está saliendo bien: más control de las estructuras del partido, y un gobierno con una aprobación superior al 87%, según la última encuesta Gallup-Hoy. El presidente Medina está blindado, con gente muy leal en las estructuras de control, que le dan la fortaleza para decidir el futuro de ese partido.

20140207 http://www.diariolibre.com

+ Leídas