Condenan a 30, 20 y 10 años a los acusados del atentado contra Jordi Veras

  • También disponen una indemnización de RD$100 millones
Negro Veras y su hijo Jordi se abrazan luego del veredicto.

SANTIAGO. En medio de expectativas y un amplio dispositivo de seguridad, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Santiago emitió condenas de 30, 20 y 10 años para los acusados del atentado criminal contra el abogado y comunicador Jordi Veras.

El tribunal, presidido por la jueza Annelis Torres, impuso la pena máxima contra Candy Caminero Rodríguez, señalado como la persona que disparó contra Veras.

Adriano Román, Engel Carela Castro, Franklin Reynoso, Arturo del Castillo y Roberto Zabala recibieron 20 años de prisión preventiva en la cárcel de Rafey.

En tanto que Francisco Carela Castro sólo fue condenado a 10 años, como había pedido el Ministerio Público, y la parte acusatoria, debido a que había demostrado colaboración en el proceso de las investigaciones del atentado criminal.

También los jueces ordenaron el pago de una indemnización de RD$100 millones por daños y perjuicios contra Jordi Veras, a quien el grupo intentó matar en el 2010.

Luego de escuchar la sentencia, Jordi y su padre, Ramón Antonio Veras (Negro) irrumpieron en lágrimas, y se fundieron en un abrazo, tras cuatro años batallando en los tribunales para que se hiciera justicia.

Al concluir la audiencia, que se inició a las diez de la mañana, y concluyó media hora después, Jordi dijo que se siente satisfecho con la sentencia, al indicar que el veredicto envía un mensaje de esperanza.

"Con esta sentencia, podemos decir sin temor a equivocarnos que la justicia prevaleció sobre la delincuencia", expresó Veras.

Sostuvo que dedica el veredicto a las víctimas del sicariato que en estos últimos cuatro años no tuvieron su suerte de sobrevivir.

Mientras que su padre, manifestó que con el fallo se ha hecho justicia contra quienes intentaron asesinar su hijo. "Esta sentencia no es un triunfo de la familia Veras, sino un triunfo de lo mejor de los sociedad dominicana que ha mostrado solidaridad en estos momentos difíciles de nuestra vida", explicó Negro Veras.

En ese sentido, Veras agradeció a la ex fiscal de Santiago, Yeni Berenice Reynoso; al general de brigada Héctor García Cuevas y su equipo de investigadores, por las gestiones realizadas para que el atentado contra su hijo no quedara impune.

Expresó que lo logrado es un paso importante, pero que seguirá luchando hasta que se logre una sentencia definitiva e irrevocable.

De su lado, el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, se mostró satisfecho con la sentencia, al indicar que ese veredicto era lo que esperaba la sociedad dominicana.

El atentado fue ordenado por Adriano Román, según determinaron las investigaciones del Ministerio Público y la Policía Nacional, y el plan fue orquestado desde la cárcel de Rafey.

La investigaciones, además, determinaron que el móvil del atentado criminal fue la sed de venganza de Adriano Román por la condena de 20 años de prisión en su contra por intentar asesinar a su ex esposa Miguelina Llaverías, cuyo abogado fue Jordi Veras.

El atentado ocurrió el 2 de junio del 2010, cuando el jurista penetraba a las instalaciones del Canal 25 de Santiago, donde fue herido de dos disparos en el rostro, perdiendo de manera permanente la visión en su ojo izquierdo.

Detalles

El juicio estaba previsto para iniciarse a las nueve de la mañana, sin embargo, comenzó a las diez, unos 17 minutos después de la llegada de los imputados.

Jordi, su padre y los demás integrantes de su familia llegaron primero que los imputados, al igual que sus abogados.

La audiencia comenzó con una exposición de los elementos de prueba a cargo del juez José de Acis Burgos. Luego, la secretaria del Primera Tribunal Colegiado empezó la lectura de la sentencia, a cada uno de los imputados.

Cuando se leía la sentencia, Jordi, y su padre empezaron a llorar, mientras los imputados escuchaban atentos los veredictos en su contra.

Algunos de los acusados, entre ellos Román, parecieron no inmutarse mientras se leía la sentencia. Candy Caminero, quien disparó a Jordi, se veía tranquilo, pero al salir de la sala de audiencia dijo que se cometió una injusticia en su contra.

Dice apelarán

De su lado, el abogado Bernardo Jiménez, representante de Engel Carela, manifestó que apelará la sentencia, alegando que fue injusta y abusiva contra su defendido.

Desde el inicio del juicio del caso Jordi Veras, se registraron numerosas audiencias y constantes incidentes promovidos por los imputados y abogados de los acusados, lo cual hizo más largo dicho proceso judicial.

En la audiencia de ayer, además, estuvo presente la fiscal de Santiago, Luisa Liranzo.

Expectación

Desde primeras hora de la mañana hubo en los alrededores del Palacio de Justicia mucha seguridad, con una larga fila de personas que pugnaban por penetrar al local, las que eran minuciosamente requisadas. Los imputados fueron llevados a la sala a las 9:45 a.m., y los jueces subieron a estrado 7 minutos después, mientras que a las 10:00 a.m. uno de los magistrados motivó la sentencia, y la secretaria terminó la lectura de la parte dispositiva a las 10:22 am. Se anunció la lectura completa de la sentencia para el 2 de julio a las 9:00 a.m.

20140618 http://www.diariolibre.com

+ Leídas