Corte estadounidense frena deportación de niño guatemalteco lesionado

  • El niño sufrió una fractura de cráneo tras una caída en diciembre
$!Corte estadounidense frena deportación de niño guatemalteco lesionado
Imagen ilustrativa.

Una corte federal de apelaciones en California frenó temporalmente la deportación de un niño guatemalteco de cinco años que sufrió una lesión en la cabeza antes que los agentes de inmigración arrestaran a su familia y cuyos abogados aseguran que necesita ser evaluado por un neurólogo.

La Corte Federal de Apelaciones del 9no Circuito emitió una orden el lunes por la noche que impide la deportación inmediata del niño, su hermano de un año y su madre, que se encuentran en el centro de detención familiar del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) en Dilley, Texas. La corte de apelaciones solicitó más información de ambas partes para el martes y miércoles.

El niño sufrió una fractura de cráneo y hemorragia cerebral en una caída en diciembre, un mes antes que su familia fuera detenida. El padre del niño se encuentra en una cárcel en California.

Los abogados de la familia detallaron que el niño sigue presentando dolores de cabeza y problemas para escuchar niveles normales de sonido, lo que indica que podría sufrir secuelas de una lesión cerebral traumática. Por ello, han pedido que sea revisado por un neurólogo pediatra.

El ICE ha defendido la atención que brindó al niño, aseverando que el personal médico de Dilley y de un hospital en San Antonio concluyó que el menor no requiere consultar a un neurólogo.

Un juez de distrito le dio la razón al ICE el lunes al determinar que los abogados de la familia no pudieron demostrar que la deportación podría lesionar aún más al niño. Las agencias del gobierno “no tienen la obligación de seguir... prestando atención médica indefinidamente”, indicó el juez federal de distrito Stephen V. Wilson.

Antes que la corte de apelaciones interviniera en el caso, las autoridades migratorias habían dicho a la madre y a sus dos hijos que se prepararan para dejar Dilley por la noche a la espera de abordar un vuelo para su deportación a Guatemala, afirmó Amy Maldonado, una abogada de la familia.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos se negó a hacer declaraciones sobre el caso debido a que se trata de un litigio en curso.

20200211 https://www.diariolibre.com

+ Leídas