Definitivo: Jordy Veras pierde visión del ojo derecho

  • Reafirmó que el crimen en su contra fue perpetrado por sicarios
Jordy Veras explica la trayectoria de las balas disparadas por sicarios a su cabeza en Santiago

NUEVA YORK.- En medio de un dramático y estremecedor relato de las primeras horas del atentado que buscaba arrebatarle la vida, el abogado y comunicador de Santiago de los Caballeros, José Jordy Veras Rodríguez, anunció la mañana de este lunes que después de dos operaciones que se le han hecho en el "The New York Eyes and Ear Infirmary" (Clínica de Ojos y Oídos de Nueva York) perdió la visión del ojo derecho y los especialistas no le aseguran si podrá ver de nuevo, pero dijo esperar otro milagro.

Veras, que estuvo acompañado por su esposa Katy Gómez de Veras y llegó escoltado a la rueda de prensa por dos oficiales del Escuadrón Contra Homicidios de la policía de Nueva York, sostuvo que a pesar de su situación actual y en caso de quedar definitivamente sin visión, está dispuesto a asumir el sacrificio para que su caso dé ejemplo a la sociedad dominicana.

Con el ojo sanguinolento y una visible cicatriz en el pómulo, huella del intento de asesinato, explicó que tenía toda la órbita de los ojos semi destruida a causa de la bala que le penetró por ese lado. "Si hubiera esperado más tiempo para operarme en Nueva York, es posible que mis ojos se hubiesen caído o se hubiesen ido hacia atrás y pude perderlos".

Precisó que hasta el momento puede ver sólo del ojo izquierdo. El plomo al entrar por esa zona le rompió todos los huesos de esa parte de su cara. "El nervio óptico del ojo derecho está intacto, morfológicamente está ahí, pero sucede que con el impacto de la bala, se quemaron las fibras del nervio óptico que es la parte que permite tener la visión", relató.

"Los médicos me aplicaron esteroides, buscando que el nervio óptico redujera la inflamación para tratar de que la visión comenzara a recuperarse. Pero aunque eso durante cuatro días la inflamación no ha cedido tanto y como ven, tengo sangre en el ojo todavía", añadió.

Detalló que fue operado, le pusieron implantes en la órbita del ojo para suplantar el papel de los husos, pero clínicamente los médicos de Nueva York no le garantizan que pueda recuperar la vista del ojo derecho. Explicó que después de ser operado de ambos ojos, la visión no ha regresado.

"Clínicamente los médicos no pueden decirme otra cosa, no pueden decirme que podré volver a ver, pero tengo fe en Dios en que sí. Pero si mi fe no es suficiente y no me vuelve la visión, no me voy a sentar a lamentarme y a decir que no puedo seguir trabajando. Si Dios decide mantenerme con un ojo y él quiere que yo haga mi trabajo con uno, con un ojo seguiré haciendo mi trabajo", agregó.

"Si este es el sacrificio que mi familia tiene que pagar y ello supone que mi caso sea tomado como ejemplo en la sociedad dominicana, yo quiero tomar ese sacrificio y quiero que Dios y los dominicanos y dominicanas lo tomen así", expresó.

"Si esto puede ser un ejemplo contra la violencia y el sicariato en el país, que se ha convertido en una empresa, entonces estoy dispuesto a hacerlo y asumir que vale la pena, aunque eso suponga que hoy tenga una incapacidad en mi visión", expuso Veras.

Reafirmó que el crimen en su contra fue perpetrado por sicarios como parte de una actividad criminal que afecta a todo el país. Dijo que la familia tiene sospechas, pero para no contaminar la investigación prefiere no ofrecer detalles y se aferró a su confianza en las investigaciones de la Fiscalía de Santiago a cuya incumbente definió como una funcionaria honesta, capaz y entregada a las mejores causas de la justicia.

Reiteró que el haber sobrevivido a los balazos que le fueron hechos directo a la cabeza, fue un gran milagro de Dios. Explicó que coincidencialmente el día del ataque había preparado un tema sobre el sicariato que iba a exponer en su programa de televisión.

Agradece

Agradeció a las miles de personas que se han solidarizado con caso, especialmente al presidente Leonel Fernández, quien se comunicó con su padre (Negro Veras) y su esposa para comprometer su palabra en la investigación, a los medios, a la gente del pueblo común y miles de correos electrónicos enviados a su página en Facebook y otros medios.

"Esos son los ojos que yo necesito, ese es el corazón que yo necesito, tengo fuerzas por mi familia que me apoya y una gran cantidad de personas que se levantan y trabajan, creyendo que las cosas pueden ser diferentes y eso es lo que me mantiene, teniendo a Dios como estandarte. Dios me trajo aquí y eso es lo que importa, lo otro se resuelve en el camino", dijo en su exposición.

También criticó recientes declaraciones del Ministro de Interior y Policía, doctor Franklin Almeida Rancier, en el sentido de que el negocio de los sicarios está "resuelto" en Santiago y el país, diciendo que el caso es ilustrativo de que no es como lo señala el funcionario.

"Si como comunicador, tuviera la oportunidad de preguntarle sobre eso a al ministro, lo cuestionaría el porqué si es como afirma, entonces qué justificación tiene que ande con una escolta tan grande y costosa para protegerse", terminó diciendo.

La conferencia con los medios, realizada en la discoteca Ambaroom del Alto Manhattan fue organizada y convocada por el Grupo Amigos de Negro Veras y coordinada por los periodistas Adalberto Domínguez y Darío Abreu. Estuvieron presentes además de los comunicadores representantes de entidades comunitarias que expresaron su solidaridad con Veras y su familia.

20100621 http://www.diariolibre.com

+ Leídas