Detectando los problemas

La psicología infantil contribuye al bienestar emocional y psíquico de los estudiantes.

SD. En la escuela pueden detectarse con mayor facilidad y a tiempo problemas emocionales y de conducta en los infantes, así como dificultades en el aprendizaje. Es por eso que es fundamental la presencia de un psicólogo escolar en los centros de estudios, los cuales están en capacidad de organizar y llevar a cabo la atención psicopedagógica conveniente en cada caso.

Un psicólogo escolar tiene como objetivo contribuir al cumplimiento de las metas educativas, pero también debe poner atención al desarrollo y bienestar físico y psíquico de los estudiantes.

Para la licenciada Luz Marina Cortázar, directora ejecutiva del Instituto de la Familia, la presencia de un psicólogo en la escuela es importante porque es un profesional con conocimientos del desarrollo humano, por lo que puede detectar cualquier atraso o dificultad que presente un niño en este proceso.

Cortázar explica que los problemas más comunes que presentan los estudiantes tienen que ver con dificultades de aprendizaje y de conducta, y también de socialización. "El psicólogo escolar trabaja con las interacciones interpersonales de los niños y puede darse cuenta de las dificultades que puedan presentar al socializar con los estudiantes".

La psicóloga asegura que una dinámica familiar sana es vital para el desarrollo intelectual y emocional del niño, y sostiene que por lo general los problemas escolares tienen un componente o factor que nace en el hogar.

Sin embargo, aclara que hay que prestar mucha atención cuando un niño o niña enfrenta problemas en los estudios, porque no siempre tienen un origen psicológico, algunos tienen componentes neurológicos, en cuyo caso el infante debe ponerse en manos de médicos especialistas.

Alertas que anuncian problemas

Padres y maestros deben poner mucha atención al comportamiento de los infantes tanto en la casa como en la escuela, porque existen señales que pueden ser el anuncio de problemas mayores, que de ser atendidos a tiempo pueden ser solucionados sin dificultad.

Al respeto, Cortázar señala que las alertas más notables que indican que un niño o niña tiene problemas en la escuela son comportamiento variable, cambio de humor, desinterés y bajo rendimiento escolar, "aunque no siempre el bajo rendimiento académico tiene que ver con un problema emocional".

La terapeuta familiar aconseja a los padres y maestros ante alguna de esas señales, primero identificarla y luego tomar las medidas que se requieran para superarla, "pero si no pueden identificarla claramente, lo mejor es pedir ayuda de un profesional de la conducta. Por lo general, estos problemas son superados por los niños sin dejar secuelas".

Funciones de un psicólogo escolar

Entre las funciones de un psicólogo escolar está buscar soluciones para los problemas de cada estudiante y su situación, así como usar estrategias diferentes para tratar las necesidades de los educandos y mejorar los sistemas de apoyo a nivel escolar.

Los psicólogos escolares trabajan con los estudiantes individualmente y en grupos. También desarrollan programas de capacitación para maestros y padres sobre estrategias de enseñanza y aprendizaje, ofrecen técnicas efectivas para manejar el comportamiento, trabajan con los estudiantes con incapacidades o talentos especiales, abuso de drogas y otras sustancias, y para prevenir y manejar crisis.

Están en capacidad de evaluar los servicios especiales, las destrezas académicas y aptitudes para el aprendizaje y determinar el desarrollo social-emocional de los estudiantes.

Incapacidades

Las incapacidades más comunes encontradas en niños de edad escolar son el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), incapacidad para aprender, dislexia, y desorden de aprendizaje comunicacional.

20120816 http://www.diariolibre.com

+ Leídas