Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Casas Comunitarias
Casas Comunitarias

Nelson Espinal: “Un llamado al presidente Luis Abinader para que apoye a las Casas Comunitarias”

Los directivos del Centro Casas Comunitarias de Justicia creen firmemente en el principio de que “un conflicto mal manejado degenera en violencia”, por eso prestan sus servicios en los barrios marginados del país

Expandir imagen
Nelson Espinal: “Un llamado al presidente Luis Abinader para que apoye a las Casas Comunitarias”
Carmen Victoriano, Nelson Espinal, y José (Chichi) Ceballos luego de su participación en el Diálogo Libre. (PEDRO BAZIL / DIARIO LIBRE)


El Centro Casas Comunitarias de Justicia (CCCJ) es una organización sin ánimo de lucro que realiza una importante labor de mediador en los barrios marginados del país, ayudando a sus comunitarios a resolver conflictos y mejorar la convivencia. Sin embargo, desde hace ocho meses están enfrentando carencia de recursos y por eso hacen un llamado al presidente Luis Abinader para que pueda asistirlos con presupuesto.

La información la dio a conocer el presidente de las Casas de Justicia, Nelson Espinal, durante su participación en el Diálogo Libre, encuentro al que asistió acompañado de José (Chichí) Ceballos, director Ejecutivo y Carmen Victoriano, directora de proyectos. Hicieron el llamado al presidente Abinader movidos por el interés de seguir trabajando para llevar sus servicios a más personas.

"“Hemos logrado un éxito bastante fuerte. El Poder Judicial nos ha ayudado con mediadores. El Ministerio Público nos apoya con fiscales en cada Casa Comunitaria para conciliación” "José “Chichí” Ceballos Líder comunitario

“Quiero aprovechar este escenario de Diario Libre para hacerle un llamado al presidente de la República, Luis Abinader, para que apoye, de manera presupuestaria, de manera decidida, las Casas Comunitarias de Justicia de modo que nuestra autosostenibilidad no dependa de los vaivenes de donaciones o proyectos”, explicó Espinal. “Que nos apoye económicamente en el presupuesto del Estado, de modo que las Casas sigan creciendo con los planes que tenemos de ponerlas en más municipios y en más provincias”.

Espinal asegura que el eje central del trabajo que realizan en las Casas Comunitarias es la construcción de la paz social, y creen firmemente en el principio de que “un conflicto mal manejado, degenera en violencia”.

Todos los servicios brindados son gratuitos. Ofrecen apoyo legal, asistencia psicológica tanto para familias, parejas, vecinos que tienen alguna diferencia e intervienen para controlar situaciones violentas en los alrededores de las escuelas de los barrios donde tienen presencia las Casas Comunitarias.

Convivencia pacífica

Carmen Victoriano, la directora de proyectos, explicó que los conflictos se abordan a través de las unidades de mediación, y de conciliación, que son los dos métodos que manejan en las Casas Comunitarias.

Estas conciliaciones y mediaciones tienen un impacto directo en la reducción de la violencia en los lugares donde operan, que son en Cienfuegos y La Joya en Santiago, La Ciénaga y Las Caobas en el Gran Santo Domingo; en la plaza Juan Pablo Duarte, en San Francisco de Macorís, en el barrio José Horario Rodríguez, en Moca; en la calle Concepción Taveras en La Vega; en el sector La Cuarentena en Mao; y Malecón La Puntilla en Puerto Plata.

Victoriano destacó que “el 67% de los homicidios en 2020, fueron por convivencia (Datos del Observatorio de Seguridad Ciudadana). Por eso, el tema de convivencia pacífica cada vez se hace mucho más necesario”.

Explican que esos conflictos de convivencia son los que provocan los pleitos de los vecinos, ruidos... “que muchas veces terminan mal”. Es por eso que las Casas Comunitarias de Justicia tienen ya 15 años trabajando para construir una cultura de paz en los barrios marginados del país.

Personal multidisciplinario

El personal de la institución está compuesto por abogados, psicólogos, y trabajadores sociales que reciben una formación para poder trabajar como mediadores y conciliadores. Sin embargo, también cuentan con líderes comunitarios. José (Chichí) Ceballos explicó que la organización desarrolló una estrategia articulada con instituciones que tienen responsabilidades con la justicia y que cuentan con una fuerte presencia de los líderes comunitarios en las Casas.

“Hemos logrado un éxito bastante fuerte. El Poder Judicial nos ha ayudado con mediadores. El Ministerio Público nos apoya con fiscales en cada Casa Comunitaria para conciliación. Tenemos trabajadores sociales y hay líderes comunitarios que están conectados con cada Casa”. Agradecen el respaldo del Defensor del Pueblo, los ministerios de la Mujer y Educación, gobernaciones y alcaldías que reconocen y las empresas que les apoyan y conforman consejos directivos en el interior del país.


524,216

personas se han beneficiados de los servicios de las Casas Comunitarias de Justicia de 2006



TEMAS -

Periodista en ejercicio desde el 2014. Ha ejercido la profesión en los principales medios impresos de la República Dominicana. Escribe sobre casos judiciales, derechos humanos, criminalidad y otras problemáticas sociales.