Dimite la ministra sueca de Exteriores por el cierre de una web que publicó las viñetas de Mahoma



Estocolmo.- La ministra de Exteriores sueca, Laila Freivalds, dimitió hoy tras conocerse que estaba al corriente de que su ministerio presionó para cerrar la web de un partido derechista que publicó las viñetas de Mahoma, algo que había negado.

"Hoy he recibido la dimisión de Laila Freivalds y la he aceptado", afirmó en una rueda de prensa conjunta el primer ministro, Goeran Persson, quien calificó a su compañera de gabinete de "competente y enérgica".

El vicepresidente, Bosse Ringholm, asumirá temporalmente la cartera de Exteriores, señaló Persson, quien no reveló el nombre de su sustituto definitiva ni cuándo se conocerá el nombramiento.

Freivalds reconoció que su situación era "imposible" y que perjudicaba al gobierno, al partido y al Ministerio de Exteriores, por lo que había decidido dimitir, una medida que ha sido bien recibida por la oposición, que ayer exigió su salida.

El Partido Socialdemócrata, tradicional dominador de la política sueca, afronta en seis meses unos comicios legislativos que se presentan muy reñidos y con la oposición de centro-derecha encabezando las encuestas.

El testimonio de un funcionario de Exteriores ayer ante la Comisión Constitucional del Parlamento obligó a Freivalds a admitir que sabía que aquél había contactado el pasado 9 de febrero al servidor donde el partido Demócratas de Suecia alojaba su web para ponerle al tanto de los riesgos de publicar las viñetas.

Freivalds, que se encontraba en Bruselas en una reunión de la UE, culpó ayer a los medios de comunicación de no haber interpretado bien sus palabras, a pesar de que en su momento negó estar informada de la actuación de su subordinado.

Nacida en Riga (Letonia), en 1942, Freivalds asumió el cargo en octubre de 2003 en sustitución de la asesinada Anna Lindh, y en sus menos de tres años en el puesto ha protagonizado una gestión polémica.

Su actuación durante el maremoto en el sudeste asiático en diciembre de 2004, en el que murieron medio millar de suecos, fue muy criticada por un amplio sector de la sociedad, incluida una comisión independiente, y ya entonces arreciaron las peticiones de dimisión.

Licenciada en Derecho y ex defensora del consumidor, en 1988 fue nombrada ministra de Justicia, un puesto que ocupó hasta el 2000, con el paréntesis de 1991-94, que aprovechó para ejercer la abogacía.

Las críticas provocadas por la compra de un piso en un edificio de protección oficial motivaron su salida del gobierno; desde entonces hasta su nombramiento como ministra de Exteriores fue directora general del Centro Sueco para las Artes Escénicas.

Entre sus posibles sustitutas figuran sus dos compañeras de departamento, las ministras de Cooperación, Carin Jaemtin, y de Inmigración, Barbro Holmberg.
20060321 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas