Educación e inversión claves para frenar reclutamiento de niños en Honduras

  • La pobreza y la desintegración familiar son factores vinculados a que niños entren a bandas mafiosas
TEGUCIGALPA.- La educación, la inversión social y fortalecer la capacidad protectora de las instituciones locales son claves para frenar el reclutamiento forzado de niños y adolescentes en Honduras por parte de bandas del crimen organizado, según alertan expertos.

Honduras debe actuar sobre los factores de riesgo, vulneración y amenaza que están llevando a los niños y jóvenes a vincularse y participar en actividades ilegales, dijo a Efe el coordinador del Observatorio de Derechos de niñas, niños y jóvenes de la organización humanitaria Casa Alianza, Jaime Flores.

"Es necesario garantizarles las oportunidades y el goce de sus derechos para evitar que (los niños y adolescentes) cometan infracciones", subrayó.

Lo anterior, según Flores, se logra mediante el fortalecimiento e incremento de la capacidad protectora de las instituciones locales, de las comunidades y las familias.

Según el estudio "Niñez y juventud en las redes del crimen organizado en Tegucigalpa", presentado el jueves por Casa Alianza, con apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la pobreza, la exclusión social y la desintegración familiar son factores condicionantes, aunque no determinantes, para que la niñez ingrese a bandas delincuenciales.

En Honduras, añadió Flores, también es necesario implementar medidas institucionales que restituyan sus derechos, les garanticen el acceso a una educación de calidad y les brinden una protección real que evite que sean utilizados por criminales, que aprovechan que las leyes del país impiden imputar penalmente a menores de edad.

La falta de oportunidades laborales es otra de las causas que más incide para que los jóvenes decidan integrar esos grupos criminales, indicó a Efe el representante del Observatorio de Casa Alianza, Gerardo Rivera.

Aunque no hay estadísticas oficiales, Rivera advierte la presencia cada vez mayor de menores entre los 7 y 15 años que integran bandas criminales vinculadas con el crimen organizado.

Agregó que los más vulnerables al reclutamiento forzado de bandas del crimen organizado son los menores de bajos recursos económicos o en situación de abandono, que son utilizados para cometer ilícitos como tráfico y venta de drogas y armas, robos, sicariato y extorsión.

Los delincuentes ven a los niños con carencias económicas o que viven en las calles "como carne de cañón" para cometer actos delictivos y ellos quedar en total impunidad, subrayó Rivera.

El experto considera que las escuelas e institutos educativos, además de ser centros de aprendizaje, pueden potenciarse como sitios de recreación y esparcimiento de la niñez y puntos de encuentro para iniciativas que fortalezcan el tejido familiar y comunitario.

Honduras también debe recuperar los espacios públicos y prevenir la violencia en las calles, donde a diario mueren en promedio 15 personas de forma violenta, a través de actividades culturales y artísticas, subrayó.

Rivera coincidió con Flores subrayando que destinar más recursos en educación, en salud y en seguridad mitiga el reclutamiento de niños y adolescentes para cometer actos ilícitos en el país centroamericano, considerado uno de los más violentos del mundo.

Los expertos de Casa Alianza señalaron que Honduras debe "desarticular" las bandas del crimen organizado, a las que las autoridades locales atribuyen buena parte de la criminalidad del país, para restar espacios a la violencia y fortalecer la convivencia ciudadana y lograr una calidad de vida.

La violencia en Honduras deja un promedio de 15 homicidios a diario, según las autoridades locales, que atribuyen gran parte de la criminalidad a grupos del crimen organizado y el narcotráfico.
20140518 http://www.diariolibre.com

+ Leídas