Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
docentes
docentes

Presidente de la ADP culpa al Minerd y al Mescyt de la cuestionable preparación de docentes

Dice que el Estado es responsable de garantizar la calidad de la educación superior

Expandir imagen
Presidente de la ADP culpa al Minerd y al Mescyt de la cuestionable preparación de docentes
Eduardo Hidalgo, presidente de la ADP. (FUENTE EXTERNA.)

El presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, aseguró que los alegatos de la cuestionable preparación de los docentes son por la mala planificación del Ministerio de Educación y responsabilidad del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), por su pobre control de calidad.

Considera que no son los estudiantes, que van a una universidad a educarse, los culpables del bajo nivel de la educación superior que reciben, sino, el mismo Estado que institucionalmente es el responsable de garantizar la calidad de la educación superior y no lo hace.

“Alegar hoy que la calidad de los docentes graduados es cuestionable, es evadir la responsabilidad del mismo Estado en garantizar la calidad de la educación superior, culpando al individuo que la recibió. Este es también, un intento disfrazado, de perpetuar el negocio de la formación docente inicial para las universidades del país”, afirmó.

Hidalgo entiende que de ahora en adelante, más que continuar ofreciendo becas de formación docente inicial a bachilleres, a un costo de cientos de millones de pesos, el Estado debe asumir la responsabilidad de mejorar los programas de formación docente continua para los maestros graduados que ya están en el sistema educativo.

El presidente de la ADP, consideró que el Estado debe mejorar los trabajos de formación continua a los docentes que egresan de las universidades de nivel superior.

Cuestionó que si desde el 2015, el Minerd contaba con un estudio modelo prospectivo que proyectaba en el mediano plazo la cantidad del personal docente y administrativo que sería requerido por los centros educativos del sector público, entonces, el Estado no debió en aquel momento, ni debe continuar hoy, gastando cientos de millones de pesos en programas de formación docente inicial, conscientes de que no serían necesarios en más de una década y de que contamos con más de 50 mil docentes graduados sin trabajo.

El dirigente gremial propuso que se instale el Instituto de la Calidad de la Educación Superior para monitorear y dar seguimiento permanente a las instituciones universitarias del país.

“Proponemos tal y como está en la ley de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, se instale el Instituto de la Calidad de la Educación Superior para así monitorear y dar seguimiento permanente a las instituciones universitarias del país”, agregó.

Al referirse a los cuestionamientos sobre la formación de los estudiantes egresados de las universidades dijo que es el Estado que debe garantizar buenos resultados. 

“No son los estudiantes que van a una universidad a educarse los culpables del bajo nivel de la educación superior que reciben, sino, el mismo el Estado, que institucionalmente es el responsable de garantizar la calidad de la educación superior y no lo hace. Alegar hoy, que la baja o escasa formación de los docentes graduados es cuestionable, es evadir la responsabilidad del mismo Estado en garantizar la calidad de la educación superior, culpando al individuo que la recibió”, recalcó Hidalgo.

TEMAS -

Periodista con amplia experiencia en investigación.