Iglesia Católica promueve propuesta de educación integral, sexual y en valores

  • Monseñor Víctor Masalles, obispo de Baní, y monseñor Jesús Castro Marte, obispo auxiliar de Santo Domingo Norte y rector de la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD) son sus principales promotores.
$!Iglesia Católica promueve propuesta de educación integral, sexual y en valores
“Aprendiendo a querer” es una iniciativa de educación en valores que en el país la promueve la Iglesia Católica

El obispo de la provincia Peravia, Víctor Masalles, promociona el programa “Aprendiendo a querer”, desde una perspectiva de educación constructiva e integral, donde se le enseñe a los niños desde el nivel inicial hasta el bachillerato sus derechos y valores.

El programa consta de 13 libros y se enseña en 22 países de la región y su esencia está en enseñarle al alumno sus valores, a quererse y a respetar a los demás.

“Se necesita una preparación adecuada de la sociedad, debemos educar de una manera correcta y constructiva presentando una propuesta que sea capaz de favorecer el desarrollo de los niños y adolescentes, por eso el programa que trata sobre el desarrollo integral de los niños abarca desde el primer nivel primario hasta el último de secundaria y necesitamos educar a nuestros niños y tener las herramientas adecuadas”, comentó Masalles.

Aclaró que no es solamente el embarazo en adolescentes, sino saber qué paso y las consecuencias, pues no basta con ponerle límites, no es cuestión de preservativos, ni de abortos, ni de solucionar las cosas cuando ya no se puede.

De ahí, argumenta que la mejor manera de solucionar las cosas es con una auténtica educación integral, en la que el joven sea capaz de construirse, de respetar y amar a los demás.

Masalles habló durante una actividad de la Comisión Nacional de Pastoral de Vida de la Conferencia del Episcopado y la “Fundación Palabra y Vida”, donde presentó la propuesta para aplicar el programa en el país.

“Si uno es educado para respetar al otro y pone empeño en esto, nuestra sociedad cambiaría”, comenta el obispo.

Asegura que no es un programa religioso, que desarrolla una enseñanza antropológica y que ha demostrado ser eficaz en la prevención de embarazos.

De su lado, la especialista en educación sexual, Ana Alvarado, dijo que la escuela es desde donde se debe iniciar esa iniciativa, que se debe enseñarle a los niños que los valores no se han perdido y que tienen su dignidad desde su naturaleza.

Explicó que el programa no se atrasa ni se adelanta, sino que va con el estudiante descubriendo su sexualidad y que en ese proceso se integra a la familia.

Se le habla en el lenguaje propio de la edad, sin ocultarle nada, pero respetando su edad para que aprenda a coordinarse, argumentó.

Asegura que “Aprendiendo a querer” ayuda a posponer el embarazo en adolescentes y que el varón se da cuenta de cuál es su rol porque la niña no se embaraza sola.

La iniciativa incluye prevención del VIH y otros dolencias.

20190808 https://www.diariolibre.com

+ Leídas