Nazaret, una escuela que se sustenta en la solidaridad del pueblo

  • Aunque funciona desde hace 13 años el centro educativo tiene solo dos profesores nombrados; los otros seis son voluntarios
$!Nazaret, una escuela que se sustenta en la solidaridad del pueblo
Por falta de aulas, los niños reciben docencia al aire libre

PUNTA CANA. El Centro Educativo Nazaret se encuentra en el Hoyo de Friusa, un asentamiento de inmigrantes dominicanos y haitianos que llegaron a la zona atraídos por las oportunidades de empleo que ofrece el destino turístico más importante del Caribe. La escuela tiene 13 años de fundada, cinco años más que Justin, un niño de apenas ocho años y que hace las veces de portero cuando quien ocupa la posición abre una paletera en el horario del recreo.

Desde su inicio la caridad del público es que ha sostenido el centro, según nos narra doña Nery Gerardino Lebrón quien ante la necesidad que había en el lugar decidió empezar la escuela. “Yo soy de Los Mina y mi pastor me dijo que vieran a estar con mi esposo que ya se encontraba aquí. Aproveché para dar unas clases bíblicas y me sorprendí, porque los niños no sabían leer” comentó La educadora explicó que motivada por su guía espiritual regresó al Hoyo de Friusa e hizo un levantamiento y encontró en ese entonces 80 niños que no iban a la escuela.

“Comenzamos en la iglesia, pero nos sacaron porque los niños rompieron todo. De ahí fuimos a parar a un basurero, donde los asientos eran las cajas de refrescos, la cubeta hasta que nos donaron este terrero” narró. La directora del Centro Educativo Nazaret manifestó que la escuela ha sido levantada con el respaldo de todos, pero que ahora necesitan más aulas.

Nery Gerardino Lebrón se muestra impotente al no tener espacio para 100 niños, a los cuales dan clases debajo de una palapa. Reciben 50 niños en la mañana e igual cantidad en la tarde. Debido a las altas temperaturas usan un abanico para refrescar a los pequeños. Detalló que la escuela tiene 570 alumnos, pero es una cantidad provisional, porque cada día llegan nuevos estudiantes de padres que no tenían los 300pesos que cobran para suplir las necesidades del centro.

Profesores voluntarios

A pesar de tener 13 años funcionando, el Centro Educativo Nazaret no ha logrado que el Ministerio de Educación lo asuma. En la actualidad y como ha sido desde su fundación los profesores son voluntarios que reciben pequeñas cantidades de los aportes que hacen los padres.

De ocho profesores, sólo dos están nombrados. Al centro le falta un portero, un profesor de deportes y uno de informática. En la actualidad Educación le envía los textos escolares y la merienda de los niños. El profesor Deivi Rosario, quien tiene dos años como voluntario pide a las autoridades que hagan un esfuerzo y acuden a ayudar la escuela, porque él sabe que ellos pueden.

Apoyo social

La falta de espacio es la necesidad primordial para esta escuela, además de los 100 estudiantes que reciben clases en una terraza de cana, las aulas están sobrepobladas, algunas hasta con 60 integrantes. Hay varias ventanas rotas, la verja perimetral comenzó a deteriorarse.

Doña Nery Gerardino Lebrón confía en que pronto los problemas se resolverán con el apoyo de la comunidad y otros sectores. Agradece a la Asociación de la Padres, a la Junta de Vecinos Nazaret, a Eden Henríquez, al grupo PuntaCana y a instituciones nacionales e internacionales que aportaron para levantar la escuela. En el mismo lugar donde funciona la escuela existe varias habitaciones donde viven varios de los profesores. “Aquí cada pedacito tiene su historia” concluyó diciendo esta mujer que encontró en educar a los excluidos su razón de vivir.

20160914 http://www.diariolibre.com

+ Leídas