El PPM pone a prueba capacidad de munícipes

  • El Ayuntamiento dice haber alcanzado a más de 70 barrios en la primera convocatoria
Las Juntas de Vecinos deben estar organizadas. ARCHIVO

SD. La efectividad de la aplicación del Presupuesto Participativo Municipal (PPM)  depende en primera instancia de instituciones sólidas entre los munícipes que puedan representar a la generalidad; juntas de vecinos, ONGs, foros de discusión, comités sociales, organizaciones religiosas. Y de manera secundaria, de la capacidad de conciliar.

De acuerdo con Andrés Navarro, secretario técnico del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), para la discusión del Presupuesto Participativo que se ejecuta actualmente, se convocó un total de 70 barrios, a través de 19 asambleas, formándose igual número de comités de seguimiento.

"En las asambleas se crean los comités de seguimiento y se proponen todas las obras que demanda la población. El comité de seguimiento es elegido por los munícipes, y debe haber un representante de cada junta de vecinos, en las convocatorias en las que participan más de un barrio. En tanto que en las asambleas de un solo barrio se seleccionan nueve miembros de distintas organizaciones, que no exceden las diez personas", explicó Navarro.

Esta capacidad de organización de los munícipes, se puso a prueba en la primera convocatoria del presupuesto participativo, puesta en marcha en 2010. En el Distrito Nacional, cuenta Navarro, la Circunscripción Tres fue la mejor representada durante las asambleas del PPM.

"En la Tres existe una gran cantidad de organizaciones, comité barriales, y sociales que están conectados y trabajan en redes, esto logró un mayor nivel de convocatoria y de discusión", dice Navarro.

En tanto que en las Circunscripciones Uno y Dos, las organizaciones que se presentaron fueron básicamente las Juntas de Vecinos, y en menor medida, instituciones deportivas y religiosas.

Proceso de selección

Para que una obra forme parte del PPM debe ser sometida ante la asamblea. Una vez recibida por el ADN, es evaluada por el equipo técnico tomando en cuenta el costo de la obra y el costo, el año pasado el costo máximo no podía superar los tres millones de pesos.  Se toma en cuenta también si la obra es competencia del cabildo.

"En caso de que haya centros comunitarios, escuelas laborales, y funerarias, se evaluó la posibilidad de construir en el primer año una primera etapa funcional valoradas en tres millones de pesos", dijo Navarro.

El máximo de obras por barrio no puede superar las tres obras en barrios grandes, y tres en los barrios pequeños. "En caso de que las obras tengan costos bajos, por menos del medio millón de pesos, y por debajo, cupo la posibilidad y así se hizo, de que se aprueben en un barrio grande hasta once obras", explicó.

Poca ejecución

El secretario técnico del ADN admitió ayer que en el primer año de la puesta en marcha del Presupuesto Participativo Municipal hubo "una ejecución muy limitada, por esa razón nos hemos propuesto ejecutar las obras discutidas en 2010, casi en su totalidad", expuso. Navarro negó que durante 2009 se haya realizado un proceso de discusión de las obras del PPM. "En diciembre de 2009 se aprobó el reglamento, pero fue en los primeros meses de 2010 cuando se discutió en asambleas el presupuesto", argumentó.

20110223 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas