El programa de alimentos en las escuelas sumó a 3,000 familias en la pandemia

  • Escuelas que recibían desayuno también recibieron el almuerzo beneficiando a 50,000 familias
$!El programa de alimentos en las escuelas sumó a 3,000 familias en la pandemia
Los padres recibieron una canasta por cada hijo inscrito en las escuelas.

Durante el año escolar desarrollado en medio de la pandemia de COVID-19 se produjo una fuerte deserción escolar en todo el país -todavía sin cuantificar oficialmente por las autoridades- pero no hubo deserción alimentaria. Padres y tutores no dejaron de procurar los kits de alimentación que se entregaron cada semana en los centros educativos. Muchas de estas familias no tenían condiciones para que sus hijos tomaran clases a distancia.

Unas 3,000 familias adicionales, con dos y cinco hijos y de áreas muy vulnerables, solicitaron a través del Ministerio de Educación, la integración al Programa de Alimentación Escolar que coordina el Instituto nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) para recibir las provisiones en medio del confinamiento.

Esta situación se mantuvo durante todo el año escolar 2020-2021 y, a pesar de que los estudiantes no recibían docencia presencial ni podían seguir la propuesta virtual, nunca se dejó de entregar los alimentos a sus padres o tutores, muchos de los cuales se quedaron sin empleo.

La mayoría de estos casos se registraron en la zona fronteriza y zonas rurales donde se registran carencias más marcadas y donde, por no tener las escuelas la tanda extendida, solo recibían el desayuno. En pandemia se agregó la comida para el almuerzo.

Pero además de estas familias que no pudieron enviar a sus hijos a la escuela, el Programa entregó las canastas del almuerzo a 50 mil familias cuyos hijos no están en la tanda extendida y solo reciben clases hasta el mediodía.

La subdirectora de Alimentación y Nutrición del Inabie, Nereyda de León, explicó que el programa cubre parte de las necesidades alimenticias diarias de los alumnos y los ayuda a reducir sus niveles de ausentismo y deserción escolar. En este año escolar fueron entregadas 1,800,000 canastas por familia cada 15 días.

Ayudó a familias carenciadas

“Eso en medio de una pandemia, de una educación a distancia y muchos padres que se quedaron sin sus empleos, la entrega de estos kits de alimentos vinieron a aminorar la situación de estrechez que afectó a estas 3,000 familias”, explicó.

De León explicó que las solicitudes se generaban a través de los directores de centros educativos, que a su vez recurrían al Ministerio de Educación para gestionar las canastas con alimentos y los datos se enviaban al Inabie para que los insertara en el esquema de distribución.

Este es el caso la familia De la Cruz, de Sabana Grande de Boyá, cuyos hijos quedaron rezagados con las clases virtuales por falta de Internet, y con 5 hijos inscritos en la Escuela Rural Arenoso, nunca dejó de recibir el kit con los alimentos hasta finalizar el ciclo escolar.

Los padres recibieron una canasta por cada hijo inscrito en las escuelas y politécnicos y se repartieron cuatro tipos diferente durante todo el año hasta la última semana de julio.

Contenido canastas

Arroz, habichuelas giras, pastas alimenticias, sardinas en aceite vegetal, piña y papa completaba uno de los kits elaborado en base a los requerimientos diarios de los estudiantes con edades entre 5 a 19 años. La segunda canasta contiene trigo entero, habichuelas negras, harina de maíz, guineos verdes, huevos y sardinas.

Una tercera canasta viene con pastas alimenticias, habichuelas giras, avena en hojuelas, trigo entero, filete de bacalao, piña, papa y huevos y la cuarta arroz habichuelas rojas, huevos, tuna en agua y piña. A esto se agrega leche o néctar de frutas.

“Se hicieron los cálculos de los macronutrientes y de los micronutrientes que necesita ese segmento de la población estudiantil y en base a eso se diseñaron las canastas, siempre con alimentos crudos no perecederos, incluyendo frutas y algunos vegetales, producidos en comunidades en que se hacían las entregas”, expresó De León.

Los menús se rotan en las diferentes regiones del país para que los estudiantes tengan una variedad en la alimentación.

El costo del cada kit de alimentación es de RD$395 y rinde cinco raciones a la semana.

Calidad supervisada

Técnicos de alimentación escolar, de gestión alimentaria y del Distrito Educativo supervisan la entrega de los alimentos para que lleguen en óptimas condiciones a las familias.

También existen Comités de ayuda y supervisión al Programa de Alimentación Escolar que integran padres, madre y tutores, el director de la escuela, maestros y algunos alumnos y si hay alguna dificultad con los alimentos los padres avisan inmediatamente a las autoridades.

Tres mil familias se sumaron al Programa de alimentos del Inabie y 50 mil que solo recibían el desayuno fueron incluidas en el almuerzo.
20210804 https://www.diariolibre.com

+ Leídas