“Estoy altamente contento por las medallas. Es bueno porque nos pone la barra más alta”

Los aportes de 10 empresas privadas complementan la preparación de los atletas dominicanos que compiten en el Ciclo Olímpico, además de que financian sus estudios en las fases secundaria y universitaria

SANTO DOMINGO. Hay una palabra que ni atletas, entrenadores, técnicos, federados ni autoridades deportivas oficiales dejan fuera en la ecuación que permitió a la República Dominicana aumentar un 39% su cosecha de medallas en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla con relación a Veracruz 2014: CRESO.

Una década después de nacer con el fin de “crear modelos de líderes para la juventud. ¿Y qué mejor modelo que el deporte?”, el programa Creando Sueños Olímpicos patrocinó la preparación de deportes que aportaron 93 de las 107 medallas obtenidas por el país en suelo colombiano (el 87%) y 23 de los 25 oros llegaron de atletas que pertenecen al programa (92%).

Era 2008, la República Dominicana acababa de finalizar en el puesto 47 entre 204 países en los Juegos Olímpicos de Pekín, gracias al oro del boxeador Félix Díaz y a la plata del taekwondo, Gabriel Mercedes, cuando el empresario Felipe Vicini leyó un artículo del diario londinense The Times que colocó a Quisqueya como la gran ganadora de los juegos, medida en correlación a la cosecha con el Producto Interno Bruto.

Vicini se reunió con Luis Mejía Oviedo, presidente del COD, y comenzaron a identificar las áreas, definir el perfil, los objetivos y a hacer aportes económicos para mejorar la preparación de los atletas, si bien fue varios años más tarde que se hizo público. Hoy son 10 empresas que integran el portafolio y han aportado US$11,850,000.

“La idea era que (los atletas) se foguearan en estos ambientes internacionales para que cuando llegaran a las olímpicas estén preparados. Que la federación no tuviera que preocuparse”, dijo Vicini al participar en Diálogo Libre. “También nos preocupamos (por) qué va a pasar con los atletas después que terminan el ciclo atlético. La idea es que puedan transicionar a través de la educación a una vida post atlética”.

“A un empresario no puedes llegarle a una mesa con ‘a mi me gusta tanto’, tienes que decirle por qué y números, porque los números en deportes parecen a los números financieros, en deportes dos más dos no son seis como tampoco no son sus empresas. Pero la incredulidad viene porque Vicini dijo que no le interesaba la publicidad. El programa CRESO se conoció al cuarto año. No creí lo que estaba viendo”, dice Mejía.

“Una empresa que está invirtiendo en nosotros y nos dice que lo que le interesa es que estudien. El requisito es estudiar. Becados en colegios y universidades. Estudiantes fuera del país becados. Ese aporte está por encima de las medallas. Es un estímulo, se ha replicado en la idea y la fórmula, se entrega dinero por resultados”, recalca el presidente del COD y único dominicano miembro del Comité Olímpico Internacional.

“Siempre dijimos que no estamos para sustituir al Estado, sino para complementar”, interviene Manuel Luna, director de CRESO.

Son 92 los atletas de 15 disciplinas que integran el programa donde estudiar es imprescindible y no hay “vacas sagradas”, como lo demuestra el hecho de las disciplinas de las que han expulsado. De hecho, de los RD$69 millones que tiene como presupuesto este año hay RD$50 millones que son para deporte y RD$15 millones para gastos educativos.

Esa lista incluye a Víctor Estrella, Luguelin Santos, Audrys Nin, Yamilet Peña, Luisito Pié e Ivonne Losos.

“Si pudiera brincar y salir, brincar siete pies yo lo haría. Así es que yo me siento. Estoy altamente contento por todas las medallas, por todo el esfuerzo que hicieron también los que no ganaron medallas. Tuvimos muchísimas ocasiones donde por cuestión de pelos no se ganó una medalla”, dice Vicini sobre los resultados de Barranquilla.

“Es bueno porque nos pone la barra más alta. Tenemos que aspirar a una barra más alta, eso va a conllevar más inversión. Ahora en agosto-septiembre empezamos la revisión de un análisis técnico de lo que viene. Solo apoyan las disciplinas olímpicas”, dijo el empresario.

Desde ya, la preparación para los Juegos Panamericanos de Lima 2019 ocupan la agenda antes de llegar a Tokio 2020.

NPerez@diariolibre.com

+ Leídas