Fundaciones de EEUU advierten sobre deportaciones de dominico haitianos

SANTO DOMINGO. Haitianos a la espera, en el entorno del Ministerio de Interior y Policía. EFE
NUEVA YORK. Fundaciones con sede en los Estados Unidos advirtieron sobre las repercusiones que pueden tener las eventuales deportaciones masivas de niños de origen haitiano nacidos en República Dominicana.

Entre las organizaciones que se pronunciaron sobre las repatriaciones, cuando venza el plazo de 45 días, figuran la Fundación Robert F. Kennedy, el Centro de Desarrollo Sostenible (CEDESO) y Open Society Foundations, que alertan sobre las medidas que ha anunciado el Gobierno dominicano, en el sentido de que cientos de militares están preparados para ejecutar las deportaciones.

El Gobierno dominicano ha dicho que casi 240,000 haitianos se han sometido al Plan de Regularización de Extranjeros, pero Benecio Enecia, director de CEDESO, dijo que "las señales para las deportaciones que está dando el Gobierno (dominicano) son claras, exhibiendo una logística que incluye militares, personal y vehículos para llevar a cabo las deportaciones".

El activista, cuya organización trabaja con inmigrantes haitianos y dominico haitianos, añadió que se esperaba que el Gobierno ampliara el plazo para dar oportunidad a una enorme cantidad que no se ha sometido a la regulación.

Pero a diferencia de 2013, cuando hubo una masiva reacción internacional adversa, después que el Tribunal Constitucional (TC), aprobara la resolución 168/13, ahora la mayoría de gobiernos y organismos internacionales no se pronuncian con relación a las denuncias.

Lilian Gamboa, de Open Society Foundations, dijo que lo que ocurre es que como la mayoría de los países enfrentan el mismo problema con trabajadores inmigrantes ilegales, no quieren criticar al Gobierno dominicano.

Las fundaciones citan como dato curioso que el plan del Gobierno dominicano solo abarca a los haitianos y no a otros extranjeros, pese a que en el territorio residen indocumentados de otros países. Empero, alegan que los haitianos constituyen el 90 % de la presencia extranjera y que por eso son el principal blanco de regulaciones y deportaciones.

En 2012, dicen las fundaciones, una encuesta reveló que en la República Dominicana hay 524,000 trabajadores inmigrantes extranjeros y que el 90 % son hijos de haitianos.

Angelita Baeyens K., directora de programas del Centro Robert Kennedy para los Derechos Humanos, dijo que en la República Dominicana "no existen mecanismos adecuados de detención".

Añadió que "el proceso para legalizar a los niños hijos de haitianos nacidos en la República Dominicana, no ha estado a la altura (de las circunstancias)".

Los grupos de derechos humanos esperaban que el Gobierno retrasara la fecha límite de inscripción, pero no hay indicios de que las autoridades se propongan paralizar el plan para comenzar a expulsar a los trabajadores, alrededor de la mitad de los cuales se habían podido registrar.

Las entidades sostienen que los trabajadores haitianos, que han cruzado la frontera por generaciones para cortar la caña de azúcar, limpiar casas y cuidar niños, han experimentado durante mucho tiempo una difícil coexistencia con sus más prósperos vecinos dominicanos. 

"Es una relación llena de resentimiento, tensión racial y la larga sombra de la masacre de decenas de miles de trabajadores haitianos ordenada por el dictador dominicano Rafael Trujillo en 1937", sostienen los activistas.

Los dominicanos dicen que han llevado la peor parte de Haití, teniendo que asumir sus problemas económicos, tanto antes como después del terremoto de 2010, que devastó a su vecino, y el flujo de ilegales cruzan por la frontera.


20150617 http://www.diariolibre.com

+ Leídas