Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales
Noticias
Noticias

Aumentan cifras de desempleo en Chile por pandemia

Expandir imagen
Aumentan cifras de desempleo en Chile por pandemia
Una mujer joven con una máscara protectora pasea a su perro en un cruce del Paseo de la Reforma vacío en la Ciudad de México, el domingo 26 de abril de 2020. (AP FOTO/FERNANDO LLANO)

BOGOTÁ (AP) — El desempleo sigue generando preocupación en América Latina a medida que avanza la pandemia del nuevo coronavirus.

Chile informó el lunes que que antes de la llega de la enfermedad, el 3 de marzo, había unos 700.000 desempleados y ahora se bordea el millón de personas sin trabajo.

La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, precisó que sólo en marzo la Dirección del Trabajo recibió 300.000 cartas de desempleo de personas que integraban una fuerza laboral en torno a los nueve millones de trabajadores, en un país que tiene 13.813 contagiados y 198 fallecidos. Agregó que 66.573 empresas grandes, medianas y pequeñas, se cogieron a una ley vigente desde mediados de abril que les permite suspender por tres meses su relación contractual con 516.826 trabajadores.

La norma faculta a las empresas para dejar de pagar el salario a sus trabajadores, que sólo recibirán el 70% de sus ingresos --que disminuye mensualmente-- a través del seguro de cesantía. Los empresarios sólo están obligados a pagar el seguro de salud y el aporte del 10% de aporte mensual a las futuras pensiones.

En Chile, como en otros países del mundo, afecta el cierre de empresas y comercios, la reducción del transporte público y de un sinfín de actividades informales --como lavadores de vehículos, vendedores de pan, frutas-- que dejaron de recibir ingresos para el sustento diario o lo perciben en montos mucho menores. El gobierno del presidente Sebastián Piñera ha dispuesto varios mecanismos para apoyar la liquidez de las empresas y pequeños bonos e ingresos mínimos para los más pobres, pero sus destinatarios los consideran insuficientes.

Por su parte, tras 33 días de cuarentena obligatoria, Colombia reanudó paulatinamente las actividades de construcción e industria manufacturera con estrictos protocolos de bioseguridad. La educación y el transporte aéreo seguirán suspendidos hasta nueva orden. Hasta ahora el fin de la cuarentena está previsto para el 11 de mayo.

El comandante de la policía de carreteras, general Carlos Rodríguez, explicó que debido a la reactivación del sector de la construcción se espera que en los próximos días se movilicen en el país más de 30.000 volquetas que transportan material para las obras. A los conductores se les va a exigir “tapabocas y lavarse las manos continuamente y desinfectar continuamente los vehículos”.

En Colombia hay 5.379 casos positivos y 244 fallecidos.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador estimó que para el 1 de julio, o quizá antes, el país estaría en condiciones de reanudar las actividades comerciales con Estados Unidos. Actualmente hay restricciones para el cruce de personas entre ambos países para actividades no esenciales.

El Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) tiene previsto iniciar el 1 de julio.

Hasta el domingo por la noche, México tenía 14.677 casos confirmados y al menos 1.351 muertos, pero las autoridades sanitarias esperan que ese número crezca en las próximas dos semanas cuando estiman que se producirá el pico de la pandemia.

Sin embargo, López Obrador sostuvo que si el comportamiento de la enfermedad sigue como hasta ahora algunos municipios del país podrán regresar a las actividades normales el 17 de mayo.

Para el resto del país las autoridades sanitarias han hablado del 1 de junio como fecha probable de regreso a las clases presenciales, además de la reactivación de otras actividades que están suspendidas.

Las autoridades han pedido a las empresas que realizan labores no esenciales que manden a sus empleados a casa para evitar contagios, pero no todas están cumpliendo la disposición. El lunes, la titular de la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó que 87% de todas las empresas en el país han cumplido la petición.

En varias provincias argentinas como Jujuy o Tierra del Fuego comenzaron a permitirse las salidas recreativas durante una hora al día y en las proximidades del domicilio. En tanto, las autoridades de la capital y las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe -los distritos más populosos del país- decidieron no aplicar esta flexibilización por temor a que se disparen los contagios.

El presidente Alberto Fernández matizó el anuncio que realizó durante el fin de semana de que la medida era aplicable a todo el país, al señalar el que las salidas recreativas será en última instancia decisión de los gobiernos de los distintos distritos, atendiendo a la densidad poblacional y la curva de contagios.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, aclaró que las salidas permitidas “tienen una visión sanitaria, no recreativa ni física” y ante la confusión generada por el anuncio presidencial enfatizó que “cada jurisdicción tiene la potestad de regularlo”.

En Argentina hay unos 3.700 infectados y 192 fallecidos. La capital y la provincia de Buenos Aires son los distritos con más casos registrados.

La vigencia de la cuarentena en Argentina supone que las clases presenciales siguen suspendidas y que teatros, museos, cines, clubes y restaurantes mantienen las puertas cerradas.

El transporte aéreo está suspendido excepto los vuelos especiales para repatriar a los argentinos varados en el exterior.

En Ecuador, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que se registran 663 fallecidos y 1.1138 personas que probablemente murieron por la misma causa, aunque no se les tomó pruebas a tiempo, además de 23.240 contagiados. También hay 1.557 enfermos que recibieron el alta hospitalaria.

En América Latina hay más de 165.000 contagiados y más de 8.200 muertos.

El coronavirus ha infectado a más de 2,9 millones de personas y causado la muerte a más de 207.000 en todo el mundo, según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.

En la mayoría de la gente este virus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. Pero en algunas personas, sobre todo los adultos mayores y quienes padecen trastornos de salud subyacentes, puede causar enfermedades más graves e incluso la muerte.

TEMAS -

Noticias y servicios que extienden el alcance global de la cobertura basada en hechos