Colegas de policía que mató dominicano de siete balazos lo reciben con aplausos

  • El agente fue dado de alta del hospital en donde fue trasladado por las supuestas heridas que le causó el hoy occiso

NUEVA YORK. El agente de la Autoridad de Viviendas de la Policía que junto a una compañera mató a un dominicano de siete disparos, fue recibido por fuertes aplausos y felicitaciones por sus colegas que lo recibieron a la salida del hospital, en un acto que sigue el patrón del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

Andris Bisoño, quien junto a la agente Jennifer García disparó contra el dominicano Erickson Gómez Brito el sábado, en Brooklyn, ahora es un héroe de la ciudad.

El oficial fue herido por el dominicano, según las autoridades, después de que el occiso logró arrebatarle la macana a uno de los patrulleros y los agredió físicamente, golpeando a Bisoño en la cabeza y una mano, según la institución policial.

Osiris Gómez y Victoria Brito, padres del hoy occiso, cuestionan la versión policial y reclaman una investigación que incluya las imágenes del vídeo de vigilancia de un proyecto de viviendas donde ocurrió la tragedia poco después de la 1:30 de la tarde del sábado, en el vecindario Brownsville.

El oficial estuvo interno en el hospital Jamaica, donde tuvieron que suturarle la herida en la cabeza y vendarle la mano izquierda.

Los investigadores dicen que la oficial García forcejeó con Gómez Brito, de 21 años, en el noveno piso del proyecto de viviendas públicas Van Dyke Houses en la avenida Sutter, donde visitaba frecuentemente una tía.

Vecinos que lo sindicaron como “sospechoso”, llamaron al 911 y Bisoño y García fueron enviados a la escena.

Los policías alegan que cuando le pidieron la identificación, Gómez Brito, que en el pasado sufría de depresión, según su madre, supuestamente arrebató una de las macanas, que es de metal y comenzó a resistirse al requerimiento, golpeando a ambos oficiales.

James Secreto, jefe de la policía de viviendas, dijo en rueda de prensa que Bisoño sacó su bastón (macana), que le fue arrebatado por Brito y golpeó a los oficiales.

Los policías sacaron sus armas y dispararon nueve veces, impactando con siete plomos al joven dominicano.

La familia de Brito cuestionó la alegación de la policía. “No creemos nada en absoluto, lo que dicen los policías”, dijo la hermana del muerto Omahis Brito, de 19 años de edad.

“Fueron dos contra uno. ¿Por qué no podrían haber hecho algo más, por qué tuvieron que dispararle siete veces?”, preguntó ella.

La hermana describió a la víctima, su hermano mayor, como una persona hogareña que amaba cocinar y escuchar música y bailar

“Quiero saber lo que realmente sucedió”, emplazó la señora Brito a la Policía.

“No era una persona agresiva. Estaba tranquilo. Él nunca se metió en problemas con nadie”, agregó la madre dominicana.

El padre, de 53 años, está tan devastado que apenas era capaz de hablar y sólo repetía “siete tiros, le dieron siete tiros”.

Agregó que debió haber habido una manera diferente de manejar la situación.

“Él tenía familia, no era un perro en las calles al que se le puede disparar y salirse con la suya”, dijo el señor Gómez.

20161122 http://www.diariolibre.com

+ Leídas