EEUU: investigan robo de avión por empleado “suicida”

$!EEUU: investigan robo de avión por empleado “suicida”
El hombre hizo acrobacias con el avión y luego se entrelló en un islote en la bahía de Puget, en el estado de Washington

OLYMPIA, Washington, EE.UU. Los investigadores intentaban determinar el sábado cómo fue que un empleado de una aerolínea pudo robar un avión vacío, hacer acrobacias con él y estrellarlo en un islote en la bahía de Puget, en el estado de Washington, después de ser perseguido por cazas militares enviados a interceptarlo.

El extraño incidente en el que se vio involucrado un trabajador que, según las autoridades, tenía tendencias suicidas ilustra uno de los mayores peligros de la aviación comercial: el de los empleados de aerolíneas o de aeropuertos que están en posición de provocar el caos.

Un funcionario federal informado del asunto dijo a The Associated Press que el hombre es Richard Russell, fallecido en el incidente. El funcionario solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones.

En un comunicado emitido el sábado, el Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano dijo que dos aviones F-15C despegaron de Portland y no abrieron fuego contra la aeronave.

“La mayor amenaza que tenemos en la aviación es la interna”, dijo Erroll Southers, exagente del FBI y especialista en seguridad del transporte, a The Associated Press. “Aquí se trata de un empleado autorizado para tener acceso a los aviones y capacitado para hacerlos despegar”.

El hombre no tenía relación con el terrorismo, aseguró el vocero de la policía local, Ed Troyer.

Richard Rusell se identificaba como “Beebo” en una red social así como en su página de Facebook, que tenía limitado acceso público. Decía que era de Wasilla, Alaska, vivía en Sumner, Washington, y se había casado en 2012.

En un video humorístico que difundió en YouTube el año pasado, el hombre hablaba de su empleo e incluyó imágenes y fotos de sus diversos viajes.

Las autoridades dijeron el sábado que el hombre trabajaba desde hace tres años y medio con la aerolínea Horizon Air y que tenía autorización para estar entre los aviones, pero _que ellos sepan_ no era un piloto con licencia.

El hombre de 29 años de edad usó una máquina llamada tractor de empuje para maniobrar primero el avión a fin de que pudiera abordarlo y luego despegar el viernes por la noche, agregaron las autoridades.

No está claro cómo logró las habilidades para hacer piruetas acrobáticas en el aire con el avión antes de estrellarse, una hora después de haber despegado, dijeron las autoridades.

Durante una conferencia de prensa en el aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma, de donde despegó al avión, directivos de Alaska Airlines y Horizon Air dijeron que trabajan estrechamente con las autoridades para investigar lo sucedido. Horizon Air forma parte del Alaska Air Group y cubre rutas cortas en el oeste de Estados Unidos.

Gary Beck, director general de Horizon Air, dijo que se desconoce cómo el individuo arrancó la máquina, para lo que necesitaba mover muchos interruptores y palancas.

“La seguridad es nuestra meta número uno”, dijo Brad Tilden, director general de Alaska Airlines. “El suceso de anoche nos va a llevar a aprender lo que podamos de esta tragedia para asegurarnos de que esto no vuelva a pasar en el Alaska Air Group o en cualquier otra aerolínea”.

Un video mostró al avión Q400 de Horizon Air efectuando giros en el aire y otras maniobras peligrosas mientras el Sol se ponía sobre la bahía. No había pasajeros a bordo. El Q400 es un avión turbohélice de 76 asientos.

Las autoridades dijeron en un principio que el hombre era un mecánico, pero Alaska Airlines indicó luego que aparentemente era un agente en tierra empleado por Horizon. Esos agentes dirigen los despegues y aterrizajes y quitan el hielo a los aviones.

Southers dijo que el hombre pudo haber causado una matanza.

“Si tenía capacidad para hacer acrobacias con un avión como este, sin duda tenía capacidad para estrellarlo contra un edificio y matar gente en tierra”, afirmó.

El avión fue perseguido por cazas militares antes de que se estrellara en el islote Ketron, al suroeste de Tacoma, Washington. Un video mostró llamaradas entre los árboles en el islote, escasamente poblado y al que solo se llega por ferry. No hubo daños a estructuras en tierra, dijo Alaska Airlines.

Jay Tabb Jr., agente a cargo del FBI en Seattle, advirtió que la investigación requerirá mucho tiempo, y que diversos detalles no serían divulgados de inmediato. Docenas de elementos se encuentran en el lugar del choque, y se está entrevistando a familiares y a colegas, señaló.

El avión fue robado a las 8 de la noche hora local (0300 GMT del sábado). Alaska Airlines dijo que estaba en “posición de mantenimiento” y que no tenía programado un vuelo con pasajeros.

Según grabaciones de audio, se escucha cómo el hombre le decía a los controladores de tráfico aéreo que él era “solo un tipo vapuleado por la vida”. Un controlador de tráfico aéreo se dirigió al hombre como “Rich” e intentó convencerlo de que aterrizara el avión.

“Hay una pista de aterrizaje justo a tu derecha, a una milla,“ dice el controlador, refiriéndose a un aeródromo en la Base Conjunta Lewis-McChord.

“Ay hombre. Esos tipos me darán una paliza si trato de aterrizar allí”, respondió Rusell, antes de añadir: “Probablemente me manden a la cárcel, ¿no?”

“Tengo mucha gente que se interesa por mí. Les va a decepcionar enterarse que hice esto... soy sólo un tipo vapuleado por la vida, supongo que tengo algunos tornillos sueltos”, agregó.

AP
20180811 https://www.diariolibre.com

+ Leídas