Sindicatos en Hungría protestan por plan de horas extra

  • Por un plan del gobierno para aumentar las horas extra de 250 a 400 horas al año
$!Sindicatos en Hungría protestan por plan de horas extra
El gobierno exige flexibilidad laboral.

Los sindicatos en Hungría protestaron el sábado por un plan del gobierno para aumentar las horas extra permitidas para los trabajadores de 250 a 400 horas al año y el relajamiento de otras normas laborales destinadas a compensar la creciente escasez de mano de obra.

El gobierno dice que la flexibilidad laboral es necesaria para satisfacer las necesidades de los inversionistas y permitir que los que buscan ganar más trabajen más horas.

Líderes sindicales dicen que la “ley de esclavos” refleja la intención del gobierno del primer ministro Viktor Orban de aumentar las ganancias de las empresas a expensas de los trabajadores.

Laszlo Kordas, jefe de la Confederación de Sindicatos de Hungría, dijo a varios miles de manifestantes que los húngaros estaban trabajando “con los salarios más bajos de Europa”.

Además del aumento en las horas extraordinarias permitidas, que es equivalente a agregar un día completo a la semana laboral, los sindicatos también se oponen a extender a tres años en lugar de uno del período en que los empleadores tienen que liquidar el pago de las horas extras acumuladas.

También es controvertida una propuesta que permite a los empleadores arreglarse con los pagos extra directamente con cada trabajador, evitando a sindicatos y los acuerdos colectivos.

“Este proceso solo trata sobre la supresión de los intereses de los empleados y la priorización de los intereses de los empleadores y los poderes existentes”, dijo Jozsef Szilagyi, copresidente de la Liga Democrática de Sindicatos Independientes. “Quienes ejercen el poder político y económico deben entender que no somos robots”.

El proyecto de ley fue presentado al Parlamento por los legisladores del partido gobernante Fidesz, de Orban, lo que permitió al gobierno evitar conversaciones preliminares con los sindicatos y otras partes interesadas. Estas habrían sido obligatorias si las enmiendas al código laboral hubieran sido presentadas por el gobierno.

Las razones de la escasez de mano de obra incluyen el envejecimiento de la población, salarios más altos en otros lugares de la Unión Europea, la baja movilidad de los trabajadores dentro de Hungría y la feroz resistencia del gobierno a la inmigración.

Se espera que el Parlamento vote por las enmiendas el miércoles, cuando podría haber más protestas.

AP
20181208 https://www.diariolibre.com

+ Leídas