Caso Odebrecht comienza hoy y podría tardar más de un año y medio

  • Las estimaciones de abogados es a propósito de la cantidad de testigos, pruebas e incidentes
  • Es el caso más importante de la historia del país por corrupción, según la Procuraduría

El juicio Odebrecht se inicia hoy, y aunque los abogados de los imputados no saben de manera precisa cuánto podría durar esta etapa del proceso, tienen un asunto claro: Un año no es tiempo suficiente para que la Suprema Corte de Justicia (SCJ) decida la culpabilidad o inocencia de los seis acusados por los US$92 millones que pagó en sobornos la Constructora Odebrecht.

Sus estimaciones no son improvisación, sino que para emitir sus opiniones los experimentados juristas han valorado factores que pueden incidir en la duración del juicio más importante que ha tenido el país en materia de corrupción.

Miguel Valerio, quien defiende a Víctor Díaz Rúa, asegura que si se quiere hacer un juicio justo, el proceso se podría tardar como mínimo un año y seis meses, dado que hay más de 250 testigos que serán interrogados por al menos seis abogados, y por los miembros del Ministerio Público.

Provocación

Valerio aprovechó para retar a las autoridades. Dijo que tanto él como su cliente, siempre han estado listos en este proceso y entiende que “la Justicia dominicana es la que tiene que estar lista para descargar a su cliente”.

El abogado Ricardo Taveras, quien defiende al senador Tommy Galán, imputado que mantiene el proceso en la jurisdicción privilegiada de la Justicia, considera que mencionar un tiempo de duración en específico sería cometer un error, sin embargo está seguro de que el caso se tomará más de un año.

“Yo creo que un año es poco, sobre todo porque la Suprema no puede detenerse por ese solo proceso, además debe considerar a los abogados que estamos ahí, que no podemos parar nuestras oficinas. Hay más casos que atender”, justificó Taveras.

En tanto que Carlos Salcedo, defensor de Andrés Bautista, estima que el proceso puede prolongarse lo que resta del año y gran parte del año que viene por la cantidad de pruebas, testigos e incidentes por resolver.

“También el tiempo que ha destinado el tribunal para conocer el proceso son tres días, pero estoy seguro que eso puede variar, de hecho anunciaron que para diciembre va a ser una sola audiencia y nosotros entendemos que deben ser menos audiencias a la semana, o sea que eso va a ser objeto de revisión y eso incidirá en el tiempo”, expresó el jurista.

Las acusaciones

Se tiene pautado que desde las 3:00 de la tarde, el presidente de la Suprema Corte, Luis Henry Molina Peña, y los demás miembros de la Alta Corte, excepto el magistrado Francisco Ortega Polanco, escucharán las acusaciones del Ministerio Público y los medios de defensa de los acusados.

La Procuraduría General de la República acusa a Ángel Rondón de asociación de malhechores, de ser autor de sobornos y lavado de activos.

En cuanto al exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa; al exsenador Andrés Bautista, al senador Tommy Galán, y al exdirector de Inapa, Roberto Rodríguez, los acusan de autores de soborno o cohecho de funcionario, enriquecimiento ilícito, lavado de activos y falsedad en escritura pública. Conrado Pittaluga es imputado como cómplice de soborno y lavado.

Hay incidentes pendientes

Ayer, a un día de iniciarse el juicio, los abogados de Andrés Bautista depositaron un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia, cuyo objetivo es que se anule el envío a juicio de fondo de este imputado, a quien anteriormente le rechazaron una apelación. Este accionar de los representantes del expresidente del Senado podría impedir que el pleno de la Suprema inicie este jueves el juicio de fondo contra los seis imputados por los 92 millones de dólares pagados por la constructora Odebrecht para ser favorecida con contratos de obras estatales. En la Suprema hay otros recursos, y los abogados entienden que la institución debió ponderar esas situaciones antes de fijar una fecha de juicio.

20190912 https://www.diariolibre.com

+ Leídas