Juez de ejecución de la pena autoriza a Adriano Román a contraer matrimonio

  • La familia Veras denuncia la existencia de una trama
$!Juez de ejecución de la pena autoriza a Adriano Román a contraer matrimonio
Adriano Román continúa interno en un centro de salud.

SANTIAGO. El empresario y recluso Adriano Rafael Román Román, con 80 días interno en un centro de salud privado de aquí con problemas respiratorios y cardiovasculares según los médicos que lo atienden, obtuvo la autorización para contraer matrimonio por parte del juez de ejecución de la pena, Rubén Darío Uceta.

Juan Carlos Bircan, procurador interino de la Corte de Apelación del distrito judicial de esta ciudad, al confirmar la noticia, indicó que están a la espera de una evaluación de la Sociedad de Cardiología en la regional norte sobre el estado de salud de Román Román.

“Tan pronto tengamos en nuestras manos los resultados de esa evaluación, que se realizó por solicitud del Colegio Médico Dominicano aquí, tomaremos una decisión como manda la ley sobre el recluso Román Román”, expresó Bircan.

Román Román fue condenado a 30 años de reclusión por el intento de asesinato del abogado Jordi Veras, el 2 de junio del 2010. Veras es abogado de Miguelina Llaverías, exesposa de Román, a quien también intentó asesinar, por lo que fue condenado a 20 años de prisión.

Plan para burlar la ley

Este martes, Jordi Veras, al enterarse de la autorización para que Román contraiga nupcias, declaró que éste lo que busca con esa orden de casamiento, es justificar la petición que ha hecho de que se le conceda una prisión domiciliaria.

Dijo que también trata de evadir otras implicaciones legales con sus hijos o demás familiares, sobre sus bienes materiales.

El pasado mes de julio, el Juzgado de Paz de la primera circunscripción de aquí resolvió conformar un Consejo de Familia con los parientes directos de Adriano Román con el objetivo de impedir que éste, en su condición de interdicto, utilice recursos económicos.

De su lado, Ramón Antonio –Negro- Veras, el padre de Jordi, opina que el estado de salud de Adriano Román, y la autorización concedida para contraer matrimonio, no pueden ser utilizados para favorecerlo con fines inconfesables. “Los movimientos del señor Román, mientras permanezca cumpliendo condena, interesan a la seguridad pública, a la sociedad y a toda mi familia”, manifestó.

20161207 http://www.diariolibre.com

+ Leídas