Miguelina Llaverías y Jordi Veras rechazan reo Adriano Román sea favorecido con prisión domiciliaria

$!Miguelina Llaverías y Jordi Veras rechazan reo Adriano Román sea favorecido con prisión domiciliaria
Miguelina Llaverías y Jordi Veras.

SANTIAGO. Miguelina Llaverías y Jordi Veras, sobrevivientes de dos atentados criminales autorizados por el empresario Adriano Román Román, expresaron la tarde de este jueves su total rechazo a que a éste se le favorezca con una prisión domiciliaria, tal como lo solicitaron los abogados del condenado por ante el Juez de la Ejecución de la Pena del distrito judicial local.

Durante una rueda de prensa realizada en la oficina jurídica de Jordi Veras, representante legal de Llaverías, indicaron que Román no tiene fundamentos reales para solicitar esa prisión, ya que lleva cinco meses interno en una clínica, donde se casó, cuando debía estar purgando su pena en la cárcel de Rafey-Hombres.

Dijeron confiar en que los jueces del distrito judicial de aquí no acogerán esa solicitud que hiciera Román en noviembre del año pasado y reiterada luego de su casamiento en el centro de salud privado donde se encuentra desde el pasado 17 de septiembre del 2016.

“Tenemos plena confianza de que el juez de ejecución de la pena no lo va a favorecer debido al historial criminal que tiene”, externó veras.

El comunicador y jurista argumentó que con la revisión de la pena del próximo martes 28 de este mes, suman cinco las solicitudes que ha realizado Adriano Román en el caso de Miguelina Llaverías alegando los mismos problemas de salud y de que está en una edad muy avanzada para estar recluido en un centro penitenciario.

Tanto Jordi como Miguelina Llaverías denunciaron que de ser favorecido Román de tener casa por cárcel, las vidas de ambos, así como de otras personas correrían peligro debido al poder económico que tiene el empresario, ya que desde prisión ordenó el asesinato de ellos.

Recordaron que el reo les incautó una libreta con nombres de funcionarios judiciales y de comunicadores locales a los que presuntamente iba a mandar a asesinar.

Llaverías aseguró que durante los 12 años transcurridos desde el día del atentado, ha arrastrado ese hecho doloroso y tratado de cumplir con su responsabilidad de madre y abuela.

“Desde ese día no he tenido vida. Vivo prácticamente cerrada en mi propia casa”, declaró la dama.

Sobre la boda de Román con su secretaria particular, dijo que en el fondo lo que busca es disponer de sus bienes económicos e impedir que sus hijos tengan acceso a los mismos.

Como consecuencia de los atentados, Veras perdió la visión del ojo derecho y Miguelina aún tiene secuela en la parte izquierda de su rostro.

El empresario Román, quien contrató a varios sicarios para matar a Miguelina Llaverías en el 2005, fue condenado a 20 años en un tribunal local.

Mientras que en el 2010, contrató a otros sicarios para que mataran a Jordi, el 2 de junio de ese año.

Se recuerda que Román Román fue sacado del penal Rafey- Hombres e ingresado en el Instituto Materno de Especialidades, el 17 de septiembre del pasado año después de reportarse que tenía complicaciones de salud por problemas cardiovasculares.

20170223 http://www.diariolibre.com

+ Leídas